Cómo podar la salvia

Escrito por carol sarao | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La salvia es una variedad de las plantas de salvia, incluyendo la salvia otoño, salvia prado, salvia lila y salvia azul. Aunque algunas son anuales, la mayoría son herbáceas perennes. Estas hierbas son útiles, muchas de las cuales se pueden utilizar para cocinar, presentar un follaje fragante ornamental y flores aromáticas, y por lo general vienen en color rosa, rojo o púrpura. La salvia florece de primavera a otoño, y florece en las fronteras mixtas, rocallas, macizos de flores y prados nativos. Las plantas tienden a desarrollar tallos viejos y leñosos y requieren poda. La salvia otoño y la salvia Caradonna se benefician particularmente por la poda; no sólo para limpiar la planta, sino para obtener una segunda floración y fomentar el crecimiento. Si la salvia se ve un poco apática, una poda puede ser todo lo que necesita.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de podar afiladas
  • Guantes gruesos de jardinería

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Planta la salvia en un suelo bien drenado, a pleno sol. Proporciona un mantillo para proteger las raíces y fertiliza un poco. El exceso de fertilización produce plantas exuberantes que carecen de flores.

  2. 2

    Hazlo en el otoño para eliminar las flores viejas. Esto también ayuda a dar forma a la planta y mantener su apariencia. Sostén el extremo de una flor caída y bájala con la otra mano hasta que encuentres el lugar que deseas para hacer tu parte. Este método te impide cortar un tallo que no deseas cortar. Corta cada tallo hacia abajo y al centro de la planta.

  3. 3

    Corta los tallos leñosos y viejos en la primavera, después de que la planta haya comenzado a crecer de nuevo y después de que haya pasado cualquier peligro de heladas. Los tallos viejos, aunque desagradables, protegen el nuevo crecimiento. Según GlobalGarden.com, muchos jardineros recomiendan esperar para podar hasta que veas los nuevos brotes emergentes, cerca de la base de la planta.

  4. 4

    Recorta mucho la salvia en el verano para fomentar reflorecimiento. Espera hasta que la salvia haya sacado algunas flores a comienzos del verano, y luego corta los tallos largos de nuevo profundamente, eliminando por lo menos la mitad de la planta. Si tienes una plantación masiva de salvia, las plantas estarán a diferentes alturas. Corta éstos en niveles variados, pero reduciendo por lo menos el 50 por ciento de la planta. La salvia te recompensará recuperándose rápidamente con renovado vigor y un montón de flores.

  5. 5

    Recoge todas las hojas caídas y las flores muertas alrededor de tu salvia para reducir las posibilidades de infección por hongos.

  6. 6

    Termina tu sesión de poda inspeccionando la salvia para ver si tiene pulgones y ácaros. Los pulgones son pequeños, verde y tienen forma de gota. Los ácaros dejan tenues telas grises en las hojas. Controla los pulgones con trampas que se venden en las tiendas de jardinería. Trata a los ácaros con un aerosol orgánico compuesto de 1 cucharadita de melaza por galón (3,78 litros) de agua.

  7. 7

    Poda tu salvia de nuevo a finales del verano para fomentar una tercera floración.

Consejos y advertencias

  • Planta la salvia cerca de tu casa o en una maceta ventana para disfrutar de la fragancia de la planta, así como de las mariposas y colibríes que atrae.
  • Para evitar lesiones, usa guantes de jardinería mientras podas. Usa unas tijeras afiladas para hacer cortes limpios y sin esfuerzo.
  • Está bien podar la salvia profundamente, pero recuerda que nunca debes reducirla a madera desnuda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles