Cómo hacer un pollo horneado con salsa de limón y mostaza

Escrito por christopher godwin | Traducido por alejandra rojas
Cómo hacer un pollo horneado con salsa de limón y mostaza

Haz estas deliciosas pechugas de pollo para tu familia y amigos.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El pollo horneado con salsa de limón y mostaza es un platillo muy fácil de preparar que es excelente para unas cenas familiares rápidas o para ocasiones en que necesitas un platillo abundante y satisfactorio de inmediato. Servido con una ensalada verde crujiente o una mezcla de vegetales verdes, una rodaja de ciabatta o pan francés caliente con mantequilla de salvia y una copa de un vino blanco seco con un ligero toque de dulzura, el pollo horneado con salsa de limón y mostaza es un platillo que se encuentra entre la comodidad y el toque gourmet.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 8 pechugas de pollo
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • 5 cucharadas de mostaza alemana
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de páprika suave
  • 1 libra (453 g) de pasta fusilli seca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Sal marina
  • Pimienta negra molida fresca (al gusto)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Arregla las pechugas de pollo en un plato para hornear grande, dejando cerca de una pulgada (2 cm) entre cada pechuga. Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit (190 grados Celsius).

  2. 2

    Bate la mantequilla derretida, la mostaza, el jugo de limón, el azúcar moreno y la páprika suave en un tazón pequeño. Utiliza una brocha para aplicar la salsa sobre las pechugas de pollo y hornéalas por 12 a 15 minutos.

  3. 3

    Retira el plato del horno y voltea las pechugas. Aplica el resto de la salsa de limón y mostaza con la brocha y regresa el plato al horno y hornéalo por otros 12 a 15 minutos.

  4. 4

    Hierve una olla grande de agua salada y agrega la pasta fusilli. Cocínala por 8 a 10 minutos o hasta que la pasta esté al dente. Escurre la pasta y rocíala con aceite de oliva.

  5. 5

    Vierte la pasta en un plato grande para servir y coloca las pechugas de pollo horneadas por encima. Sírvelo inmediatamente.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media