Cómo hacer pollo al horno saludable y sabroso

Escrito por m.h. dyer Google | Traducido por azul benito
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer pollo al horno saludable y sabroso
Cocinar pollo en la estufa de tu cocina no quiere decir que tengas que pasar el pollo por un empanizado pesado y luego freírlo en aceites poco saludables. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Cocinar pollo en la estufa de tu cocina no quiere decir que tengas que pasar el pollo por un empanizado pesado y luego freírlo en aceites poco saludables. En su lugar, puedes realizar un plato sano y saludable en la estufa de tu cocina utilizando pollo jugoso y sabroso e ingredientes como vegetales tiernos, salsas suaves, rebozados crocantes y sabrosos condimentos. Utiliza pechugas de pollo sin piel para crear platos bajos en calorías y grasas ya que la piel agrega 50 calorías y aproximadamente 5 gramos de grasa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pechugas de pollo
  • Wok o sartén
  • Cebolla y ajo picados
  • Aceite de maní, canola u oliva
  • Variedad de vegetales frescos
  • Arroz o pasta integral
  • Leche baja en grasas
  • Harina integral o galletas rotas para empanar
  • Rejilla
  • Caldo de pollo
  • Sartén grande
  • Vino blanco, vinagre de jerez o vino tinto
  • Pimienta
  • Ramito de tomillo o romero
  • Arroz integral, quinoa o pasta integral
  • Pinzas
  • Jamón de pavo o prosciutto fino
  • Queso rayado bajo en grasas
  • Hojas de albahaca frescas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Revuelto

  1. 1

    Realiza un revuelto de pechugas de pollo en un wok o sartén para crear un plato contundente y saludable. Primero fríe el ajo y la cebolla picados en un aceite cardiosaludable como aceite de maní, canola u oliva.

  2. 2

    Agrega pollo desmenuzado o en cubos al wok y fríe el pollo durante 3 o 4 minutos.

  3. 3

    Agrega tu selección de vegetales coloridos, como pimientos rojos o verdes, guisantes tirabeques, brócoli, cebolla, ajo, apio u hongos. Fríe hasta que los vegetales queden crocantes y tiernos.

  4. 4

    Sirve el revuelto de pollo sobre arroz o pasta integral . Utiliza arroz integral para un sabor anuezado y una textura más crocante.

    Pollo frito

  1. 1

    Remoja las pechugas de pollo enteras en leche descremada, luego cúbrelas con un empanado realizado con ingredientes saludables como harina integral o cereales de grano integrales.

  2. 2

    Fríe el pollo empanado en aceite de canola, maní u oliva caliente. Fríe solamente algunas piezas por vez para mantener el pollo suave y saludable. Llenar mucho la olla causa que el aceite se enfríe, lo que hace que el pollo absorba el aceite y quede saturado y grasiento.

  3. 3

    Escurre el pollo en una rejilla y luego sírvelo caliente.

    Cazuelas

  1. 1

    Convierte el pollo desmenuzado en una cazuela sana. Para realizar el plato, empieza calentando una cantidad pequeña de caldo de pollo en una sartén grande. Utiliza caldo bajo en sodio para mantener la sal bajo control.

  2. 2

    Agrega vegetales como cebollas, zanahorias, apios, brócolis, calabacines o pimientos verdes picados. Cocina hasta que los vegetales queden crocantes y tiernos, y luego mézclalos con el pollo cocido desmenuzado.

  3. 3

    Agrega más caldo junto con vino blanco, vinagre de jerez o vino tinto y luego condimenta el plato con pimiento y un ramito de tomillo fresco o romero.

  4. 4

    Sirve la cazuela de pollo sobre arroz integral, quinoa o pasta integral.

    Pechugas de pollo con albahaca

  1. 1

    Crea un plato de sartén fácil utilizando pechugas de pollo deshuesadas sin piel. Cocina las pechugas de pollo en aceite de oliva o canola de 5 a 6 minutos. Da vuelta el pollo utilizando pinzas para evitar que se pierdan jugos.

  2. 2

    Cocina el pollo por 6 u 8 minutos más o hasta que alcance la temperatura interna recomendada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 165 F.

  3. 3

    Coloca las pechugas de pollo en un plato, luego cúbrelas con una delgada porción de carne como jamón de pavo o prosciutto, y un poco de queso. Para mantener el plato saludable, utiliza un queso rallado bajo en grasa como mozzarella descremado, Monterey Jack o queso cremoso de cabra.

  4. 4

    Cubre la pechuga de pollo con una o dos hojas frescas de albahaca y sírvelo caliente.

Consejos y advertencias

  • Siempre verifica que el pollo llegue a la temperatura interna recomendada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 165 F.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles