Cómo poner a dieta a tu gato

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo poner a dieta a tu gato
(cat image by Raja stills from Fotolia.com)

Cómo poner a dieta a tu gato. El peso ideal de tu gato es el que tenía al año de edad, a menos, por supuesto, que ya estuviera obeso en ese entonces. Si tu gato está un 50 por ciento por encima de su peso óptimo, es hora de ponerlo a dieta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alimento dietético para gatos
  • Una balanza
  • Platos para gato
  • Juguetes para gato
  • Dispensadores de alimentos para mascotas
  • Vitaminas para mascota
  • Un bebedero para gatos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta a un veterinario antes de poner a un gato a dieta.

  2. 2

    Solicita ayuda al veterinario para determinar la cantidad aproximada de libras que tu gato debe perder. En general, la cantidad será igual al peso del gato menos el peso óptimo.

  3. 3

    Alimenta a tu gato con alimentos formulados específicamente para reducir el peso.

  4. 4

    Proporciónale comida seca que contenga menos de un 10 por ciento de grasa y más de un 15 por ciento de fibra.

  5. 5

    Compra alimentos que tengan el aval de los Controles Oficiales de la Asociación Americana de Alimentos (AAFCO, según sus siglas en inglés) y de las Pruebas de Alimentos para Animales en sus etiquetas.

  6. 6

    Proporciona alimentos para perder peso a tu gato en cada comida. Bríndale la cantidad permitida cuatro veces al día o, al menos, dos veces al día.

  7. 7

    Reduce la cantidad de alimento que le proporcionas si tu gato obtiene comida extra en otro lugar, por ejemplo, cazando ratones u otros animales pequeños.

  8. 8

    Pesa a tu gato cada dos semanas.

  9. 9

    Juega con tu mascota varias veces al día, esto ayudará en particular a un gato perezoso, a hacer ejercicio.

Consejos y advertencias

  • Si obligas a un gato obeso a una dieta extrema puedes provocar lipidosis hepáticas severas (depósitos de grasa del hígado). Cuanto mayor es la obesidad, más grande es el riesgo. Debes tener mucho cuidado y consultar a un veterinario antes de ponerlo a dieta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles