Cómo poner piedras en una chimenea

Escrito por lacy enderson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo poner piedras en una chimenea

Cambiar la apariencia de tu hogar puede ser tan fácil como transformar la fachada de una chimenea. Con tantos tipos diversos de piedra disponible, puedes crear una obra de arte hermosa en tan sólo unos días. Convertir una chimenea con piedra no debería ser un proceso difícil y con la cantidad adecuada de orientación, cualquier persona puede hacerlo. Si estás pensando en reparar tu chimenea con piedras y necesitas unos cuantos consejos, lee los siguientes pasos y pronto también estarás admirando tu propia obra magnífica.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Piedras
  • Una barrera de vapor de cobertura plástica
  • Torno de metal
  • Premezcla de mortero de albañil tipo N
  • Una espátula
  • Una espátula de acabado
  • Una pistola de grapas
  • Un martillo
  • Clavos de 1 1/2 pulgada
  • Un puntero de pliegue de 1/2 pulgada
  • Una bolsa de lechada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide tus paredes para determinar la cantidad de piedra que necesitarás. Compra todos los suministros: piedra, barrera resistente a la humedad, el torno de metal y el mortero. Reúne las herramientas que necesitarás.

  2. 2

    Retira todos los recortes y las puertas de la chimenea. Coloca la barrera de vapor sobre la pared con una pistola de grapas. Conecta el torno de metal a la pared utilizando clavos de techo de 1/2 pulgada. Encinta los bordes y cubre el piso y la abertura de la chimenea con un plástico.

  3. 3

    Añade agua al mortero premezclado tipo N y mezcla hasta que esté firme pero no demasiado seco. Con una espátula, cubre la pared y la malla completamente con mortero. Deja secar la primera capa durante la noche.

  4. 4

    Iniciando con una piedra de esquina, aplica el mortero completamente sobre la parte trasera, colócala en la pared y manténla estable y firme durante unos cinco segundos. Muévela un poco para asegurarte de que esté fija, luego, retira lentamente tus manos. Repite el proceso, una piedra a la vez.

  5. 5

    Llena una bolsa de lechada con mortero y aprieta la mezcla en todas las uniones. Después de que el mortero esté casi firme, cerca de 2 horas, utiliza un puntero de pliegue de 1/2 pulgada para limpiar todos los excesos. Continúa derrumbando el mortero completamente hasta que los bordes de las piedras aparezcan.

  6. 6

    Limpia todo el mortero suelto con una pequeña escobilla.

Consejos y advertencias

  • Mezcla tu mortero de acuerdo a las instrucciones del fabricante. El mortero no puede ser de goteo o grueso. Debe ser el adecuado. Al colocar tus piedras sobre la pared de la chimenea, mézclalas de tal manera que una piedra fina esté colocada al lado de una piedra gruesa y una clara alternada con una oscura. Esto le da carácter a tu chimenea. Antes de colocar las piedras en la pared, colócalas sobre el piso y crea tu diseño. Esto te ahorrará tiempo cuando estés listo para colocar tus piedras.
  • Usa clavos de techo, los cuales están galvanizados para evitar la oxidación. Al clavar la malla a los pernos, asegúrate de que la cabeza del clavo esté justo debajo del metal para un apoyo adicional.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles