¿Qué puedo poner en mi piel para calmar la rosácea?

Escrito por lynn yoffee | Traducido por carlos alberto feruglio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué puedo poner en mi piel para calmar la rosácea?
La rosácea es una enfermedad de la piel que hace que tu cara se vea enrojecida e hinchada. (woman rosacea image by robert mobley from Fotolia.com)

La rosácea es una enfermedad de la piel que hace que tu cara se vea enrojecida e hinchada. Podría empezar con un simple rubor, pero con el tiempo puede incluir enrojecimiento permanente, vasos sanguíneos visibles y espinillas. La piel puede llegar a ser seca, se pueden desarrollar bultos en la nariz, y todo esto puede incluir picazón, ardor o escozor. Una variedad de medicamentos tópicos están disponibles para que los dermatólogos receten para aliviar los síntomas. Un régimen de cuidado de la piel te podría ayudar, también.

Otras personas están leyendo

Tratamientos tópicos

Antes de prescribir un tratamiento tópico para la rosácea, un médico debe diagnosticar el subtipo. Los cuatro subtipos junto con los tratamientos tópicos habituales incluyen:

La rosácea tipo Erythematotelangiectatic causa enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles. Calmar este subtipo comienza con filtro solar (porque la piel es muy sensible al sol), así como también una crema emoliente como barrera de reparación. Después que los síntomas están bajo control, el dermatólogo puede prescribir el ácido azelaico, el metronidazol, la sulfacetamida o retinoides de sodio y azufre.

La rosácea pápulo-pustulosa provoca bultos y lesiones que pueden contener pus. Un antibiótico tópico puede ser recetado como la clindamicina, metronidazol o eritromicina. Otros medicamentos pueden incluir ácido azelaico, peróxido de benzoilo, retinoides, sulfacetamida o lociones de azufre. Un dermatólogo también puede sugerir exfoliaciones con ácido glicólico seguido de lavados con ácido glicólico y cremas en casa.

Los otros dos tipos de rosácea, rosácea phymatous (engrosamiento de la piel) y la rosácea ocular (afecta a los ojos), no incluyen un régimen de tratamientos tópicos, sino una buena higiene de los párpados, incluyendo lavarlos suavemente varias veces al día, puede ayudar.

En casa

Un buen régimen de cuidado de la piel puede hacer una gran diferencia para calmar los efectos de la rosácea. La clave es ser suave. Evita frotar o utilizar productos agresivos porque la piel es muy frágil y muy fácil de irritar. Incluso una toalla regular puede ser demasiado dura para la rosácea. Las puntas de los dedos son una opción mejor.

Siempre usa agua tibia y jabones sin perfume, y enjuaga bien pero con suavidad. Elige una toalla de algodón suave para retirar suavemente el agua.

Después de limpiar tu rostro, espera al menos 10 minutos o hasta 30 minutos para que la piel quede totalmente seca, ya que cualquier medicación tópica puede picar cuando la piel está todavía húmeda y absorbente. Si el dermatólogo te ha recetado un medicamento, póntelo antes de aplicar el protector solar, la crema barrera de reparación o los cosméticos. Espera hasta 10 minutos entre cada aplicación del producto.

Los productos barrera de reparación son especialmente útiles para calmar la rosácea, ya que ofrecen la humedad y evitan la pérdida de humedad de la piel. Además, debido a que la exposición al sol puede causar estallidos de rosácea, el uso de protector solar consistente es vital. Omite los protectores solares que contengan fragancias o alcohol y asegúrate de usar uno que tenga un SPF de 30 o superior.

La Academia Americana de Dermatología señala que, además de los tratamientos tópicos, una serie de otros tratamientos, como la luz y las terapias láser, están disponibles para ayudar a aliviar los síntomas de la rosácea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles