¿Cómo poner a tono un Jeep Wrangler?

Escrito por jeanene s. valentine | Traducido por javier enrique rojahelis busto
¿Cómo poner a tono un Jeep Wrangler?

Puedes poner a punto tu jeep sin necesidad de ir a un taller automotriz.

Comstock/Comstock/Getty Images

¿Estás cansado de pagar por el servicio caro y poco amistoso de tu mecánico automotriz local o por el mantenimiento de rutina de tu vehículo? ¿Te parece que la puesta a tono de tu Jeep Wrangler es una tarea bastante simple? Bueno, lo es. ¡Y todos los materiales necesarios los puedes conseguir en tu tienda automotriz local, como AutoZone o Pep Boys! En este artículo, aprenderás cómo hacer una puesta a punto de rutina en tu Jeep Wrangler. No sólo vas a ahorrar tiempo, dinero y frustración, sino que aprenderás a no dejarte intimidar por tu vehículo. Sé amable con tu Jeep y él te tratará muy bien por muchos y muchos años venideros. Ahora, ¡enróllate las mangas y vamos a ensuciarnos!

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Anticongelante de motor
  • Un lavaparabrisas
  • Aceite de motor (consulta el manual de tu vehículo para el peso)
  • Bujías
  • Llave para bujías y un medidor de abertura de bujía
  • Medidor de presión de neumáticos
  • Un cepillo de metal para batería
  • Una linterna eléctrica
  • Una lata de aire comprimido
  • Toallas de tela para limpiar las manos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo poner a punto un Jeep Wrangler

  1. 1

    Comprueba visualmente y rellena todos los líquidos relacionados con el motor. El nivel de aceite del motor se revisa con una varilla que se extiende a través de un tubo y se deposita en una bandeja de aceite en la parte inferior de tu Jeep. Tira de la varilla de medición del tubo y límpiala con una toalla limpia. Vuelve a colocar la varilla de nivel de regreso a lo largo de todo el tubo y retira de nuevo. Ahora podrás leer en la varilla el nivel de aceite. Hay dos marcas: Añadir y Completa. Si es necesario, añade aceite, pero asegúrate de no llenar demasiado el motor. Revisa el anticongelante del motor, que se encuentra en un depósito de plástico transparente. ¡NO quites el tapón del radiador cuando el motor esté caliente! Debe ser capaz de mirar a través del depósito para ver si necesita más líquido. Comprueba el nivel del líquido de los limpiaparabrisas, que se encuentra en un recipiente de plástico transparente, pero de color azul. Si es necesario, añade más líquido.

  2. 2

    Reemplaza las bujías de una en una. Utiliza el medidor de abertura para asegurarte de que las bujías nuevas estén calibradas a la anchura de chispa correcta tal como las antiguas. Cuando se quita una bujía, hay un pequeño brazo, un electrodo, en la parte superior de la bujía. Utiliza la llave de bujías para quitar las bujías viejas e instalar las nuevas. Es posible que prefieras usar aire comprimido enlatado para pulverizar cualquier suciedad o material alrededor del agujero de la bujía.

  3. 3

    Realiza una inspección visual de todas las mangueras y correas de tu Jeep. Revisa los soportes, así como los conectores. Si una manguera se ve un poco distorsionada en su forma o color, dale un pequeño apretón. Las mangueras de goma deben estar duras. Si se siente un poco blanda o pegajosa, es hora de reemplazarla. Inspecciona visualmente las correas. Hay varias ranuras a través de las correas. Si hay grietas en la mayor parte de las roscas, es necesario que coloques una nueva correa. Usa el cepillo para la batería, limpia suavemente cualquier costra seca que pueda estar encima o alrededor de las terminales de la batería. ¡Asegúrate de no te caiga en los ojos! No hay que bromear con el ácido de la batería.

  4. 4

    Revisa la presión de los neumáticos. Los neumáticos inflados correctamente no sólo previenen de accidentes, sino que te pueden ayudar a ahorrar la próxima vez que vayas a la gasolinera. Impreso en el lado de cada neumático, los fabricantes han colocado las libras de presión con las que los neumáticos deben ser inflados. Utiliza el medidor de presión de neumáticos para revisarlos. Si es necesario, añade aire.

Consejos y advertencias

  • ¡Nunca quites el tapón del radiador, la tapa del anticongelante, o quites las bujías mientras el motor esté todavía caliente!
  • ¡No dejes que caiga el ácido seco de la batería en tus ojos ni lo inhales!

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media