¿Qué porcentaje del salario debe ser gastado en comida y ropa?

Escrito por catherine lovering | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué porcentaje del salario debe ser gastado en comida y ropa?
Si debes comprar ropa, mira las liquidaciones. (Martin Poole/Photodisc/Getty Images)

Es difícil encontrar un balance entre la necesidad y el lujo, especialmente cuando consideras cuánto debes gastar en comida y ropa. Algunos expertos dicen que mientras estés ahorrando, el resto de tu presupuesto no importa tanto; sin embargo, otros dicen que es importante delinear claramente entre los gastos que no puedes dejar de hacer y aquellos que puedes retrasar. En fin, elige los porcentajes de presupuesto que se ajusten más a tus necesidades en cuanto a la comida y la ropa.

Otras personas están leyendo

Dar seguimiento a tus gastos

Llevar un control de tus gastos te puede revelar que estás gastando mucho más en una categoría que otra. Tu cuenta de teléfono puede ser excesiva o puede ser que regularmente estés comiendo afuera y termines con una alta factura de comida. Puede ser que tengas una debilidad por las liquidaciones y descubras que esos nuevos vestidos que están colgados en tu armario se han llevado más de tus ingresos de lo que habías supuesto. Conocer tus hábitos de gastos, particularmente cuando recién comienzas a hacer un presupuesto, es el primer paso a desarrollar uno al que te puedas ajustar.

Porcentajes recomendados

Si eliges asignarle un porcentaje a cada categoría, podrías empezar con los siguientes: alojamiento 33%, utilidades 7%, comida 10%, salud 5%, transporte, 15%, entretenimiento 5%, ropa 5%, misceláneas 10%, ahorros 10%. Esto cambiará dependiendo de tu situación. Por ejemplo, si vives en un área en la que puedes ir a tu trabajo o a la escuela caminando, tus gastos de transporte serán menores. Si tus costos médicos son más altos que el 5% de tu entrada, ajusta el presupuesto. Los porcentajes mencionados son un punto de partida.

Presupuesto 50-30-20

La experta Liz Pulliam Weston de MSM Money recomienda dividir tu presupuesto entre tus necesidades, deseos y ahorros usando la proporción 50-30-20. Ella afirma que es difícil recomendar porcentajes más detallados, ya que la situación financiera de cada casa varía ampliamente. Paga por todos los gastos básicos que tienes todos los meses con el 50% de tu salario luego de los impuestos. Incluye la comida (pero no comer afuera), la casa, las utilidades, el transporte, los gastos para los niños y los pagos de los préstamos. Usa el 30% de tu salario, también después de haber deducido los impuestos para lo que deseas, incluyendo el entretenimiento, las vacaciones y los regalos. Comer afuera y la ropa están en esta categoría. El 20% final del presupuesto va al ahorro y al pago de las deudas. Si las cuentas de la tarjeta de crédito se pagan totalmente todos los meses, Weston enfatiza que estas cantidades son gastos y no deudas.

Reduciendo el costo de la comida y de la ropa

Puede ser que descubras, luego de haber analizado tus gastos, que gastas mucho más de lo que te permite el presupuesto del 10% para comida y de 5% para ropa. Por ejemplo, en un ingreso de $2000, el total para la comida sería de $200 y para ropa de $100. Si estás gastando más, busca la forma de cortar los gastos. Compra al por mayor cosas como arroz y pasta, come verduras de estación y deja de comprar comida chatarra cara. Reduce la tentación de comprar ropa como hábito regular; y cuando vayas de compras, busca en tiendas de descuento y de segunda mano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles