¿Por qué los porotos generan flatulencia?

Escrito por laura dudley | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué los porotos generan flatulencia?
Los porotos son ricos en fibras y en hidratos de carbono complejos. (chili con carne image by Silvia Bogdanski from Fotolia.com)

Las legumbres, más comúnmente conocidas como porotos -tales como garbanzo, judías pintas y frijoles- son una gran fuente de proteína baja en grasa. También son ricas en nutrientes como hierro y ácido fólico, y como tienen altos contenidos de fibra soluble, las leguminosas son conocidas por reducir los niveles de colesterol. Desafortunadamente, no todo es color de rosa: las legumbres producen gases e hinchazón. Si quieres disfrutar de ellas en tu dieta, existen formas de reducir estos gaseosos efectos secundarios.

Otras personas están leyendo

Problema doble: azúcares y fibras

Las legumbres contienen una alta concentración de un azúcar complejo llamado rafinosa. Otros alimentos que producen gases y contienen rafinosa en menores cantidades son el repollo, el coliflor, los repollitos de bruselas, el brócoli y el espárrago. Además de su alta concentración de rafinosa, las legumbres son también una excelente fuente de fibras solubles, que también pueden aumentar la cantidad de gases.

La falta de enzimas

Los seres humanos producen enzimas digestivas específicas que ayudan a transformar los alimentos en nutrientes absorbibles. Desafortunadamente, no son capaces de producir la encima necesaria para transformar la fibra, ni producen la enzima alfa-galactosidasa, necesaria para degradar la rafinosa. La fibra dietaria y la rafinosa no se transforman durante la digestión y son llevadas intactas al intestino delgado. Aquí es donde comienza la incomodidad de la fermentación.

Algunas personas producen más gases

Como las leguminosas tienen altos niveles tanto de rafinosa como de fibra soluble, causan un gran aumento en la fermentación del colon, lo que produce más cantidad de gas en muchos individuos. Pero no todo el mundo produce gases al comer leguminosas. Existe una teoría que dice que la cantidad de bacteria en tus intestinos afecta el nivel de fermentación. En un informe de 2008 publicado en "BMC Microbiology", investigadores descubrieron que cuando fermentaban leche de soja con una cierta cepa de lactobacillus, las ratas alimentadas con esa leche de soja presentaban una importante reducción en las emisiones de gas en comparación con las ratas alimentadas con leche de soja sin fermentar. Esta investigación sugiere que ciertas cepas de bacteria pueden llegar a reducir los efectos de las legumbres; sin embargo, se necesitan más investigaciones.

Estrategias para reducir la flatulencia

Prueba una o más de estas estrategias para reducir el gas generado por los porotos. Remoja los porotos secos toda una noche, enjuágalos cuidadosamente y cocínalos en agua para reducir los niveles de rafinosa. Si comes porotos enlatados, enjuágalos bien antes de consumirlos. Prueba una enzima dietaria que contenga alfa-galactosidasa, como Beano o Bean-zyme, cuando comas alimentos de alto contenido de rafinosa. Si sospechas que una comida puede causar gases, come pocas cantidades. Finalmente, según una guía de información para pacientes sobre gases e hinchazón del sitio web UpToDate, si experimentas gases malolientes debido al sulfuro, toma subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol). Siempre lee las recomendaciones de dosis y las advertencias de los medicamentos de venta libre; si tienes dudas, consulta a tu farmacéutico o médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles