Posesividad y celos excesivos

Escrito por eve gandy | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Posesividad y celos excesivos
Todo el mundo se ha sentido celoso y posesivo en algún momento. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Desde el principio de los tiempos, los humanos han sufrido el azote de la posesividad y el exceso de celos. Todo el mundo ha experimentado estos sentimientos en algún momento de su vida. La clave para combatir los celos (ese "monstruo de ojos verdes") reside en saber de dónde proceden y el efecto que causan en tus relaciones y en las personas que amas.

Otras personas están leyendo

Identificación

Tener celos significa, o bien temer ser reemplazado, o bien sentir resentimiento hacia alguien por el éxito que tiene o las ventajas de las que disfruta. La posesividad consiste en sentir o manifestar el deseo de controlar o dominar a otra persona. Cuando dos seres humanos mantienen una relación y pasan mucho tiempo juntos, es fácil que uno de ellos se vuelva celoso cuando el otro se relaciona con otra persona. Si tienes una pareja posesiva, intentará saber en todo momento adónde vas y qué haces.

Teorías y especulaciones

Los celos han inspirado grandes obras literarias y artísticas, así como muchas teorías. David M. Buss, PhD, en su libro "The Dangerous Passion" (La pasión peligrosa), hace referencia al psicólogo Ralph Hupka, quien asegura que la sociedad asigna a los hombres y a las mujeres distintos roles y actividades; a los hombres, por lo general, se les otorga el papel de controlar la sexualidad de sus parejas. Según Christine R. Harris, PhD, en un estudio sobre la evolución de los celos llevado a cabo por psicólogos evolucionistas, se halló que los celos eran más pronunciados en aquellas culturas en las que al matrimonio se le daba una importancia social. Otra teoría es que nuestros antepasados podrían haber utilizado los celos como una especie de ventaja física, demostrando ser más fuerte al exhibir más emoción. En un estudio realizado sobre diferencias sexuales, Jennifer S. Denisiuk, del Instituto de Tecnología de Rochester, afirma que los celos femeninos se desencadenan por la infidelidad emocional, mientras que los masculinos lo hacen por la sexual.

Efectos

Los celos activan la amígdala y el hipotálamo. Desde estas partes del cerebro se puede iniciar una agresión violenta. El egoísmo está relacionado con la posesividad. Es frecuente que los niños no deseen compartir sus pertenencias; se trata de algo que forma parte del desarrollo humano. Es fácil que la posesividad haga que un niño agreda físicamente a otro por tocar sus cosas. Si este problema de comportamiento no se arregla a tiempo, puede perdurar hasta la edad adulta, afectando a las relaciones que esa persona establezca con otros adultos. En cuanto a los celos, van íntimamente unidos a la inseguridad. Si ésta no es tratada abiertamente, es posible que ser vaya agravando dentro de ti y acabe convirtiéndote en una persona celosa.

Signos

Si mantienes una relación donde hay celos excesivos y posesividad, es posible que estés siendo objeto de abusos y no lo reconozcas. En Heart-2-heart, una página web para víctimas de malos tratos, se afirma que puedes considerar a tu pareja un maltratador emocional cuando: te insulta, te ignora, actúa enojado cuando pones en marcha alguna idea, controla los lugares adonde vas o se vuelve físicamente violento (aunque sea "únicamente" agarrándote). Es posible que además te des cuenta de que estás cambiando tu manera de ser simplemente para no enojar a tu pareja.

Soluciones

Si estás librando una batalla con tus sentimientos de posesividad y tus celos excesivos, debes saber que es un problema que tiene solución. En primer lugar, debes tomar conciencia de tu problema y buscar ayuda. Asume que tendrás que cambiar tu conducta para librarte de él. Toma el control de tus acciones, acude a clases para dominar la ira e identifica el origen de tu problema. Mejora tu autoestima haciendo algo que te haga sentir bien contigo mismo. Y, sobre todo, ten siempre presente que tu pareja es una persona, no un objeto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles