¿Es posible reparar una cinta de correr?

Escrito por jacqueline trovato | Traducido por jane doe
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Es posible reparar una cinta de correr?
Repara tu cinta de correr.

Si tienes un gimnasio en casa, uno de tus equipos más valiosos (y más frecuentemente usados) es tu cinta de correr. Mucha gente las usa todos los días, y este desgaste sobre tu cinta de correr puede traer consecuencias. Las reparaciones pueden ser costosas y costarte hasta U$S 120 la hora para que un técnico de cintas de correr vaya a tu casa. Para ahorrar dinero, considera hacer algunas reparaciones por tu cuenta.

Otras personas están leyendo

Herramientas que necesitarás

He aquí lo que necesitas para trabajar sobre tu cinta de correr: una aspiradora con manguera, destornilladores (tanto phillips como planos), y llaves Allen (llaves en forma de L), una variedad de enchufes, una pistola engrasadora, grasa de litio blanca, aerosol o spray de silicona, y trapos para limpiar la grasa de tu cinta de correr.

Comenzando

La cinta de correr no es un equipo complicado y deberías ser capaz de hacer algunas reparaciones y todo el mantenimiento por ti mismo. Comienza leyendo el manual de usuario y visita el sitio web del fabricante y otras fuentes independientes en busca de información acerca de tu equipo en particular. Pero asegúrate de que revisas el manual para el mantenimiento y también buscas los modos en que puedes reparar tu cinta de correr de otros recursos en línea.

Comienza quitando la cubierta que rodea el motor. Puede que necesites desatornillar hasta 12 tornillos dependiendo del tipo de cinta de correr que tengas. Aspira cualquier polvo que se haya acumulado en el motor y mecanismo de movimiento. Si no puedes alcanzar algo del polvo, usa un pequeño cepillo o trapo.

Ahora busca los tacos para grasa en el mecanismo de movimiento. Se ven como una goma de borrar con un pequeño agujero. Usa una pistola engrasadora con grasa de litio blanca para lubricar estos tacos. Usa más grasa que menos, no hay ningún mal en hacerlo y estarás seguro de que has hecho un trabajo minucioso.

El motor

Con suerte, mantener el motor de tu cinta de correr limpio y libre de polvo hará que dure muchos años. Deberías ser capaz de aprovechar un motor que usas diariamente durante 3 años. Pero si tu cinta de correr comienza a hacer ruidos, entonces probablemente necesites cambiar el motor. Es importante que no intentes reparar el motor por ti mismo. Esto es algo que sólo un especialista debería hacer. Los motores de las cintas de correr no son iguales que los de los autos.

Si tu cinta de correr aún está dentro de la garantía, llama al fabricante y haz que un especialista en reparaciones ataque el problema. Si no es así, probablemente necesites reemplazar el motor. Esto puede ser costoso, así que pregunta al fabricante si tiene motores reparados que puedas comprar.

Las cintas de movimiento y para caminar

Revisa las cintas dentro de tu cinta de correr de vez en cuando. Si están desgastadas, o parecen tener pequeños cortes, necesitarás reemplazarlas.

La cinta para caminar sufre mucho abuso así que es importante mantenerla en buen estado y alineada de modo adecuado. Si se ve muy gastada, puedes ser capaz de voltearla. Algunos modelos están diseñados de modo que puedas voltear la cinta para caminar y usar el otro lado. De no ser así, necesitarás reemplazarla. Cuando lo hagas, limpia la superficie y el revés de la cinta y lubrica la superficie de caminar usando aerosol o gel de silicona. Luego de que la cinta esté en su sitio, ajusta los tornillos que sostienen la superficie de caminar sobre la máquina.

Ahora necesitarás revisar la tensión de la cinta para caminar, Intenta caminar sobre ella de modo que puedas ajustarla según tus necesidades particulares. Necesitarás una llave Allen (una llave en forma de L) para ajustar la alineación. La mayoría de los fabricantes proveen la llave del tamaño específico cuando compras la cinta de correr, junto con instruccinoes. Los tornillos para ajustar la cinta están ubicados en la parte posterior de la cinta de correr. La cinta debería estar corriendo a una velocidad baja mientras estás realizando el ajuste (aproximadamente 3 millas, o 4,8 km/hr). Gira la llave en sentido de las agujas del reloj para ajustar los tornillos, asegurándore de que estén ajustados de igual modo para que la cinta no se deslice de lado a lado. Coloca de nuevo la cubierta de tu cinta de correr antes de usarla.

Mantenimiento preventivo

Puedes extender la vida de tu cinta de correr y sus partes con mantenimiento regular.

Asegúrate de mantenerla limpia. El polvo y la tierra pueden dañar las cintas, los sensores y el motor. Limpia el exterior de tu cinta de correr cada día con un trapo ligeramente húmedo y una vez a la semana, limpia la cinta y el espacio entre ésta y la superficie de debajo con un trapo seco.

No deberías tener que lubricar la cinta de correr muy a menudo. Sigue las instrucciones de tu fabricante para informarte acerca de cuándo es necesario hacerlo.

Revisa regularmente la tensión en la cinta para caminar. Asegúrate de que no está demasiado ajustada o demasiado floja, dado que esto desgastará la cinta. Además, asegúrate de que está apropiadamente alineada y sigue las instrucciones del fabricante para alinearla.

Sólo enchufa tu cinta de correr a un enchufe de pared AC con un protector de alta de tensión. De este modo evitarás el daño de los picos de tensión a los sensibles componentes electrónicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles