Cómo hacer la postura del conejo

Escrito por wirnani garner | Traducido por maria del rocio canales
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer la postura del conejo
Comienza sentandote sobre tus pantorrillas y no olvides inhalar profundamente. (Getty Images/Digital Vision/Getty Images)

El conejo o el sasangasana es una pose invertida de yoga que proporciona una excelente tracción en la espalda, hombros y extremidades superiores. A medida que giras tu cuerpo a una posición interior, la espalda y la columna vertebral obtienen un buen estiramiento. Con la columna vertebral correctamente alargada, la circulación de la sangre mejora, permitiendo que tu sistema nervioso reciba su nutrición apropiada. La colocación adecuada de tu torso superior ayuda a aliviar la presión de la espalda y los hombros hasta el cuello y la cabeza. También equilibra las hormonas, estimula la glándula tiroidea y mejora tu sistema inmunológico. Para las personas que sufren de sinusitis, resfriados o congestión, amigdalitis, laringitis, alergias en las vías respiratorias superiores y problemas glandulares, esta posición es la mejor manera de encontrar alivio.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tapete para yoga
  • Toalla doblada

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Empieza en la posición del niño en yoga; arrodíllate y baja los glúteos para sentarte en la parte baja de tus piernas y pies. Con los brazos a los lados, baja el torso sobre los muslos, mientras mueves la cabeza hacia el suelo. Desde esta posición, puedes comenzar la postura del conejo.

  2. 2

    Presiona tu frente ligeramente sobre tus rodillas. Luego, extiende los brazos hacia atrás y agarra la base de tus pies, sujetando firmemente tus talones e inhala profundamente.

  3. 3

    Exhala mientras levantas poco a poco tu cadera. Mantén tu frente lo más cerca posible de las rodillas y la parte superior de tu cráneo (coronilla) cerca del piso o tapete.

  4. 4

    Contrae los músculos abdominales mientras mantienes la postura durante 5 a 8 segundos, después relájate.

Consejos y advertencias

  • Puedes colocar una toalla doblada debajo de la cabeza y las rodillas para evitar la presión en a estas áreas.
  • Si sientes algún dolor, mareos, sensación de hormigueo y entumecimiento, detén la ejecución de esta postura y visita a tu médico de inmediato.
  • Esta posición puede no ser adecuada para ti, así que consulta con tu médico antes de realizar la pose.
  • Esta postura no es para las personas con lesiones recientes en el cuello, cabeza, hombros, extremidades superiores, espalda y rodillas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles