Posturas de yoga para los quistes ováricos

Escrito por linda kaban Google | Traducido por itati paulina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Posturas de yoga para los quistes ováricos
Las posturas de yoga para los quistes ováricos son calmantes. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El yoga es una disciplina que comenzó hace más de 5.000 años atrás, es un sistema integral que combina la justa respiración con el movimiento. En su encarnación moderna el yoga es muy apreciado por sus cualidades terapéuticas. Si bien los beneficios del yoga están siendo medidos por los científicos, son los profesores y estudiantes del arte quienes alaban sus propiedades curativas y su reconfortante relevancia. Las mujeres en particular aprecian las posturas de yoga ya que calman y reducen al mínimo las molestias de los cólicos y de los llamados "problemas femeninos", como los quistes ováricos. Las posturas de yoga para los quistes ováricos son suaves y restaurativos.

Otras personas están leyendo

Pose del gato y pose de vaca

Colócate en cuatro patas sobre la alfombra de yoga. Para la parte del gato, la pose para los quistes ováricos, asegúrate de que tus muñecas estén directamente bajo los hombros y las caderas se alineen directamente encima de las rodillas. Deja que la parte superior de los pies descansen en el suelo o alternativamente dobla tus dedos de los pies, lo que sientas más cómodo. En una exhalación, redondea tu espalda mientras tiras tu abdomen hacia la columna. Deja que tu cabeza cuelgue entre tus brazos. En tu inhalación, levanta la cabeza y enfoca tu mirada en el techo, mientras que al mismo tiempo relajas tu espalda y dejas que tu vientre cuelgue hacia el suelo, imitando a una vaca. Respira lenta y uniformemente a medida que te alternes entre gato y vaca.

Sentado con inclinación hacia adelante

Ponte en la posición de sentado sobre el suelo con tus piernas extendidas delante de ti y con los dedos de los pies flexionados hacia el techo. Levanta el glúteo derecho y el izquierdo a la vez, mueve la parte carnosa, aléjalos de los huesos de sentarse para que estés más conectado directamente al suelo. Tira la columna vertebral con la espalda recta desde el coxis y coloca los omóplatos hacia la espalda en lugar de encogerlos cerca de tus oídos. Inhala, luego exhala lentamente inclinándote hacia delante desde la cintura, deslizando tus manos por las piernas hacia los pies. Mantén la espalda recta y la cabeza erguida alineada con tu espalda. Sólo llega tan lejos como puedas y respira normalmente mientras mantienes la postura durante un máximo de un minuto.

La pose del pez

Acuéstate en el suelo sobre tu espalda usando una colchoneta de yoga o manta para mayor comodidad. Estira tus piernas completamente y apunta con los pies. Desliza la palma de las manos hacia abajo por debajo de la zona lumbar. Mantén los antebrazos en el suelo y tus codos abrazados al cuerpo. En una inhalación, presiona tus codos en la colchoneta y levanta el pecho y la cabeza del suelo. Inclina tu cabeza hacia atrás y luego bájala suavemente para que repose sobre el suelo. Es importante que el peso de la porción levantada lo coloques en tu torso superior sobre tus codos en lugar de tu cabeza. Quédate en esta pose por unos 30 segundos, respira normalmente. Para salir de la postura levanta la cabeza antes de bajar hasta el suelo la parte superior del cuerpo.

Consideraciones

Acércate a todas las posturas de yoga con respeto a su energía. Nunca te esfuerces a ir más allá de tu actual condición física y salud. Las posturas de yoga para los quistes ováricos no son una cura, pero son un alivio. Si hay algún malestar acude al médico para comprobar si ha habido un cambio en tu condición.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles