¿Qué es una práctica colusoria?

Escrito por collin fitzsimmons | Traducido por jorge escobar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es una práctica colusoria?
Ciertos pactos secretos púeden arruinarle el juego a todos los demás. (Martin Barraud/OJO Images/Getty Images)

En una práctica colusoria o acuerdo de cartel, los productores explícitamente acuerdan cooperar en el establecimiento de precios y niveles de producción para beneficio mutuo. Consolidando y limitando la producción, los productores pueden subir el precio de mercado y obtener mayores beneficios. Así, estos acuerdos actúan de manera similar a un monopolio, y en la medida en que la colusión puede ganar poder monopólico (posible particularmente cuando la demanda por el bien es inelástica), el acuerdo puede aumentar los precios por encima de los niveles de equilibrio.

Otras personas están leyendo

Historia

Los acuerdos o prácticas colusorias han existido por ya cierto tiempo, aunque sólo algunos de ellos parecen haber sido exitosos en el aumento de los precios. La OPEP, la colusión más famosa del mundo, es la organización de los países exportadores de petróleo y ha conseguido incrementar los precios del petróleo por encima de los niveles competitivos. Otros acuerdos como la Asociación Internacional de la Bauxita fueron de corta duración, pero también tuvieron éxito (a mediados de los 1970, los precios de la bauxita se cuadruplicaron gracias a la IBA). Desde 1928 hasta la década de los 1970, Mercurio Europeo mantuvo el precio de mercurio cerca de niveles de monopolio, y una colusión internacional había monopolizado el mercado del yodo desde 1878 hasta 1939. Sin embargo, por cada historia de éxito de estos acuerdos, hay situaciones donde ha habido intentos de alianza, pero que no han podido aumentar el precio. Durante años, los intentos de coludirse para subir el precio del estaño, cobre, té, café y cacao han fracasado.

Los acuerdos y el precio

Estas prácticas funcionan limitando la producción para disminuir la oferta. Cuando suficientes productores del mercado de un determinado bien hacen esto, la oferta de ese bien se vuelve menos disponible. Con la oferta disminuida, teóricamente, el precio aumentará ya que los consumidores que necesitan el producto están obligados a pagar más. La estrategia de coludirse es mucho más eficaz cuando la demanda por un bien o servicio es inelástica. La OPEP es una práctica colusoria exitosa al menos en parte porque el petróleo es muy importante para la economía y porque hay pocos sustitutos para el petróleo. Sería poco probable que tenga éxito un acuerdo por un producto con una demanda más elástica, ya que los consumidores sólo lo sustituirán por otros bienes si el precio excede el precio de reserva del consumidor (el precio que están dispuestos a pagar por un bien o servicio).

Precio y tramposos en una colusión

Si un acuerdo se forma con éxito por acuerdo, aún así podría fallar en subir los precios, incluso si la demanda por el bien es inelástica. En primer lugar, estos pactos dependen de conseguir meter un alto porcentaje del poder de producción dentro de la colusión, uno de estos acuerdos sin una cuota significativa del mercado (con competencia significativa) es poco probable que tenga éxito. En segundo lugar, incluso si un cartel tiene la mayoría de las empresas de producción de bienes con demanda inelástica, los "tramposos" pueden arruinar el pacto ampliando la producción y aprovechando el nuevo precio. Los tramposos de una colusión son quienes acuerdan entrar al pacto, pero no limitan su producción. Al hacer esto, los tramposos de una colusión obtienen las ventajas del precio más alto gracias a la producción limitada de los otros miembros del pacto, pero también pueden operar donde el costo marginal es igual a rentabilidad marginal, produciendo más cantidad. Producir una gran cantidad a un precio artificialmente alto es una forma de hacer ganancias rápidas, pero los tramposos deben tener cuidado: Si otras firmas empiezan a hacer trampa también, el precio del bien se desplomará conforme la producción aumenta y la oferta también. Una colusión exitosa mantiene vigilados a sus miembros para que no hagan trampa y aumenten la producción.

Las colusiones y su funcionamiento a largo plazo

Se ha encontrado que estos pactos generalmente son inestables a largo plazo, y la teoría del juego nos dice por qué podría ser éste el caso. Porque una vez que la colusión se ha formado, las empresas enfrentan importantes incentivos para hacer trampa (aumento de la producción o reducción de precio para obtener aún mayores ganancias que las de los demás miembros del pacto). Las colusiones son inestables y tienden a desmoronarse si no poseen una protección eficaz contra los tramposos. Si una empresa decide que las ganancias a corto plazo por aumentar la producción para engañar a la coalición supera el posible costo a largo plazo de que el cartel falle y se derrumbe, hará trampa. El incentivo de la empresa para hacer trampa es mayor cuando la firma cree que sus acciones no serán descubiertas nunca o por algún tiempo. Los pactos exitosos son aquellos que monitorean a sus miembros cuidadosamente para protegerse contra estos engaños, pero a la larga, los carteles luchan contra tantas posibilidades que la mayoría de los pactos duran sólo de cinco a ocho años.

Las colusiones actuales te pueden sorprender

Te sorprenderías de qué organizaciones de los Estados Unidos de hoy demuestran un comportamiento de coalición, y cuáles de estos pactos han dejado de afectar los precios apenas hace poco. Estas incluyen sindicatos, organizaciones de comercio, e incluso la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA, por sus siglas en inglés), que utiliza el poder de su coalición para lograr ganancias mayores a las del mercado en la industria del fútbol universitario. En la década de 1990, el gobierno de los EE.UU. concedió a los Estados de Nueva Inglaterra el derecho de formar una colusión para los lácteos entre los productores lecheros y fue sólo después de que expandir la legislación fracasó (lo que habría permitido a otros agricultores unirse a una creciente coalición de lácteos) que el cartel cayó, en octubre de 2001. Sólo hace 10 años, La empresa de diamantes De Beers era la jefa de un acuerdo de diamantes que absorbió a otras empresas, inundó el mercado con productos diseñados para destruir a la competencia que no se unía al cartel y compró y almacenó diamantes de otros fabricantes para controlar la oferta. En el año 2000, De Beers atravesó un proceso de reconstrucción, y hoy ha caído al 40 por ciento de su segmento del mercado, que era originalmente del 80 por ciento.

Colusión tácita

Cabe destacar que "las prácticas colusorias" pueden ser ilegales en sí mismas, dependiendo de la ubicación. En los Estados Unidos y en la mayoría del mundo occidental, existen leyes estrictas sobre el monopolio y la competencia que intentan prevenir la coalición de las empresas. Por esta razón algunas de las colusiones más conocidas (y las más grandes, como la OPEP) son extranjeras, porque algunos gobiernos y empresas extranjeros no tienen que obedecer las mismas reglas anti-monopolio. En los Estados Unidos, sin embargo, la colusión puede ocurrir cuando las empresas simplemente deciden no competir una con la otra. Mediante esta colusión tácita, dos firmas pueden acordar mantener los precios más altos de lo habitual simplemente mediante monitoreando los precios del otro. La colusión tácita no es menos peligrosa para la economía que el comportamiento de colusión y de hecho puede serlo aún más, porque los pactos tácitos pueden ser más difíciles de descubrir y desmantelar para las entidades gubernamentales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles