Cómo practicar la oración cristiana de bienvenida

Escrito por alyson paige | Traducido por gloria soto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo practicar la oración cristiana de bienvenida
Una capilla cristiana. (the christian religion image by koi88 from Fotolia.com)

La oración de bienvenida ayuda a la oración centrada y a otras oraciones contemplativas cristianas. Un practicante de la oración de bienvenida invita a la presencia y a la acción de Dios en sus asuntos mundanos. Con el enfoque de cuatro puntos de la oración de bienvenida, puedes llegar a experimentar la presencia y el poder de Dios. La guía espiritual en línea Lindsay Boyer explica en su página web que la oración de bienvenida ayuda cuando te sientes arrastrado por una intensa emoción durante la oración centrada o cuando pierdes el equilibrio emocional en la vida diaria.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Concéntrate en tu cuerpo y en tus sentimientos. Examina cada sentimiento a medida que surja. Pregúntate si puedes notar una conexión entre una emoción que estés experimentando y las sensaciones en tu cuerpo. Presta atención a cada experiencia física y emocional. En este punto, no es necesario que comprendas el significado profundo o las razones de tus sentimientos. Basta con prestar atención, familiarizándote con tus experiencias.

    Cómo practicar la oración cristiana de bienvenida
    Una mujer orando. (prayer image by Svetlana Bogomol from Fotolia.com)
  2. 2

    Da la bienvenida a cada emoción, te guste o no. Si sientes miedo, rabia o tristeza, invita a la emoción de una manera directa. Según Boyer, puedes decir: "Bienvenida, pena". Tu bienvenida reconoce y te dirige hacia la aceptación de tu estado emocional y físico. En términos espirituales, piensa en aceptarte como eres en un momento dado como un reflejo de la aceptación incondicional de Dios en cada momento de tu existencia. Ten presente que Dios quiere que abraces todo tu ser como Dios lo hace. Cuando te aceptas a ti mismo, llegas a Dios en la oración centrada o Lectio Divina (lectura de oración de la Escritura) sin pretensiones, y tu vida de oración se profundiza, acercándote a Dios.

  3. 3

    Pasa el tiempo que sea necesario enfocándote y dando la bienvenida. Siéntete libre para repetir el proceso. A medida que profundices esta práctica, comenzarás a notar que tus sentimientos se liberan con la atención que les prestas. No necesitas luchar para librarte de los sentimientos o las sensaciones desagradables. La oración de bienvenida es el proceso gentil de la auto-aceptación y la liberación de la lucha.

  4. 4

    Libera tus emociones cuando sea el momento adecuado. Sabrás cuándo decir tus palabras, por ejemplo: "Yo libero mi miedo". Lindsay Boyer advierte que estás liberando tus sentimientos por el momento. La oración de bienvenida no es una varita mágica que evitará que experimentes las emociones humanas. La oración profundiza la conciencia de tu humanidad, fortaleciendo tu vida diaria. Cuando la ira, el miedo u otras emociones inquietantes surjan, con la práctica serás capaz de reconocerlos y liberarte de ellos.

  5. 5

    Practica la oración de bienvenida durante todo el día. Practica cuando tomes el desayuno y mientras estés conduciendo. Practica cuando te sientas seguro y amoroso. Practica cuando no sepas por cuánto tiempo más podrás soportar la dificultad. Siempre vuelve a la oración centrada o a tu práctica contemplativa regular. A medida que pase el tiempo y la práctica se profundice, llegarás a comprender que Dios atiende cada momento, cada experiencia, con el cuidado divino. Libérate en el cuidado de Dios.

Consejos y advertencias

  • Si bien está disponible la capacitación de la oración de bienvenida, puedes practicarla por tu cuenta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles