Precauciones de seguridad en el uso de un tubo de ensayo

Escrito por michael judge | Traducido por luis alberto fuentes schwab
Precauciones de seguridad en el uso de un tubo de ensayo

Las pipetas siguen siendo un elemento común en muchos laboratorios.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La pipeta es una pieza útil de cristalería que sigue siendo empleada por muchos químicos. Su función es usar la succión para extraer hasta un volumen determinado de líquido para permitir que sea transferido a otro recipiente. Existen dos tipos principales de pipetas que se utilizan, algunas son tubos de vidrio simples calibrados que requieren de succión manual, mientras que los otros se han incorporado en los dispositivos mecánicos que permiten al usuario establecer cantidades fijas mediante el uso de un émbolo.

Otras personas están leyendo

El pipeteo y la boca

La pipeta de vidrio básica requiere de una succión aplicada para acercar a una solución. En un pasado no muy lejano, los químicos comúnmente usaban la pipeta como un sorbete, poniendo su boca en el extremo superior abierto y empleando su capacidad pulmonar para aspirar la solución en el otro extremo, lo que ahora se considera un riesgo para la seguridad y no debe ser nunca hecho. El peligro es que se puede equivocar la cantidad y acercar líquidos peligrosos en tu boca. Incluso si no arrimas el líquido, aún podrías inhalar los vapores potencialmente dañinos.

Cristal quebrado

Para trabajar una pipeta de vidrio, se utiliza una bombilla de succión para producir la función en el interior del tubo. Algunas bombillas requieren que empujes la pipeta en un agujero muy ajustado en la base de la bombilla. Ya que las pipetas son de cristal, puedes ajustar la pipeta en dos mientras la fuerzas en la bombilla y, posteriormente, llevas la parte rota en tu mano. Ten mucho cuidado al insertar una pipeta en una bombilla. Si es posible, utiliza un dispositivo de succión en el lugar donde la pipeta descansa en contra de ella para sellar en vez de estar completamente insertada.

Pipetas llenadas en exceso

Cuando se utiliza una bombilla para producir la succión, el primer químico aprieta este objeto para forzar la salida de aire y crear un vacío y luego utiliza éste último para extraer el líquido. La falta de atención puede hacer que el usuario acerque un exceso de líquido, en cuyo caso éste fluirá hacia arriba de la bombilla. Esto dará como resultado el derrame de líquido cuando la bombilla se retire de la pipeta, lo que puede ser peligroso si el líquido es nocivo, tal como un ácido. Ten cuidado de no llenar demasiado la pipeta.

Esfuerzo repetitivo

Las reciente pipetas utilizadas para las transferencias repetidas, típicamente de pequeñas cantidades, a menudo incorporan herramientas mecánicas, tales como: ruedas, discos o émbolos para forzar al líquido hacia arriba en el tubo, y luego dispensarlo. Si utiliza estos dispositivos durante períodos prolongados, puedes estar en riesgo de lesiones por esfuerzo repetitivo, como por ejemplo: el síndrome del túnel carpiano. Utiliza ergonomía adecuada, sigue las instrucciones del fabricante y retírate a descansar cuando te sea posible. (ref 2)

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media