Preparación de una calabaza para beber

Escrito por melissa monks | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Preparación de una calabaza para beber
Las calabazas han sido utilizadas como tazas para beber por diferentes culturas. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las calabazas se han utilizado durante miles de años en todo el mundo para el almacenamiento, como decoración y como utensilios como vasos para beber. Están relacionados con los pepinos, los zapallos, la calabaza y el melón, que son todos los miembros de la familia de las cucurbitáceas. Preparar una calabaza como un recipiente para beber es un proceso largo, pero gratificante.

Otras personas están leyendo

Eligiendo la calabaza correcta

Hay tres tipos principales de calabaza. Las calabazas cucurbita son las calabazas ornamentales de colores vivos y a veces de forma extraña. Las calabaza luffa, a veces llamadas esponjas vegetales, son conocidas por sus interiores fibrosos, nervados y se utilizan para esponjas de baño. El tercer grupo, llamado calabaza lagenaria, se utiliza para las botellas, recipientes, vasos para beber e incluso casas de pájaros.

Cosecha y limpieza

Cosecha las calabazas cuando sus tallos comiencen a marchitarse, se vuelvan marrones y la cáscara no se pueda perforar fácilmente. Después de cosecharla, el exterior de la calabaza se debe limpiar. Las calabazas lagenaria tienen una cáscara verde o blanca fina que necesita ser levantada antes de que se seque. Utiliza un cuchillo o una navaja para trabajar con cuero y desguaza la calabaza en un plato con agua jabonosa para remojarla y enjuagarla. Enjuaga las calabazas en una solución de agua y 10 por ciento de cloro para matar los hongos o bacterias que queden en ella.

Curado

Después de limpiarlas, lleva las calabazas a un lugar oscuro, seco y cálido. Deja espacio entre las calabazas para que estén bien ventiladas y no se toquen. Puedes colgarlas en bastidores o en redes para garantizar un flujo de aire adecuado. Si no hay flujo de aire natural disponible, se puede usar un ventilador, pero ten en cuenta que necesitarás entre uno a seis meses para que tus calabazas se sequen. Controla y da vuelta las calabazas con regularidad, desechando aquellas que se vuelvan blandas o estén podridas. El moho de la superficie es normal. Sabrás que las calabazas están secas cuando escuchas que las semillas hacen un ruido de sonajero en el interior.

Limpiando el interior

Quita el moho de la superficie con un trapo antes de limpiar el interior. El polvo de la calabaza contiene moho, por lo que es aconsejable usar una buena máscara cuando la abras. Donde cortar la calabaza depende de lo que estás haciendo, pero ten en cuenta que limpiarla a fondo con un cuello largo y delgado puede ser difícil. Después de haber cortado la calabaza, córtala y lija el interior a tu satisfacción. Las brocas, cuchillas, lana de acero y varias otras herramientas para lijado pueden ser utilizadas. Limpia y desinfecta las herramientas antes de utilizarlas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles