Preparación casera para tener pies suaves

Escrito por lea winters | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Preparación casera para tener pies suaves
(Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El sol, la arena y el medio ambiente le pueden jugar pasadas odiosas a tus pies. De seguro quieres lucirlos en esas sensuales sandalias con tirantes o con tiritas en los tobillos, pero no puedes soportar la idea de mostrar tus dedos secos y callosos. Puedes evitarlo con pedicuras regulares en el spa, pero ¿quién tiene el dinero para ir regularmente? Afortunadamente, puedes conseguir deditos suaves y sexy en casa, usando artículos que probablemente ya tienes en tus estantes.

Otras personas están leyendo

Exfoliante de menta y sal

Despierta a tus pies con un simple exfoliante de menta y sal. Llena un frasco con sal gruesa y añade cinco gotas de aceite de oliva y aceite de menta. Agita el frasco para mezclar los aceites. Una vez que esté listo, humedece tus pies por varios minutos en una tinaja de agua tibia. Saca un puñado del exfoliante casero y pásalo por tus pies, enfocándote en las áreas ásperas, como tus talones. Enjuaga tus pies bien y termina el tratamiento con una crema suavizante para pies y gruesos calcetines de algodón.

Exfoliante suave de palta

En un bol mezcla 2 o 3 cucharadas de harina de maíz con 2 cucharadas de puré o aceite de palta hasta formar una mezcla que se vea como avena. Descansa tus pies sobre una toalla vieja que no te importe ensuciar. Pon la mitad del exfoliante de palta en tus manos y masajéalo en tu pie, nuevamente enfocándote en las áreas ásperas. Repite en el otro pie y enjuágate bien con agua tibia. Repite el tratamiento una o dos veces por semana para tener dedos increíblemente suaves.

Baño de leche

La pedicura casera de un baño de leche recomendada por el sitio web de belleza y moda BeChic Mag puede sonar un poco como desayunar, pero suaviza la piel y las cutículas para hacer que tu pedicura sea pan comido. Mezcla medio galón de leche entera, calentada hasta un punto que tu piel pueda soportar, con media taza de agua, media taza de azúcar morena y un toque de avena sin cocinar, aceite de almendras y tu champú favorito. Sumerge tus pies por 15 minutos. El ácido lácteo en la leche entera suavizará tu piel y eliminará la piel muerta. Frota tus pies, raspa tus tobillos y empuja las cutículas de tus dedos hacia atrás. Enjuaga con agua tibia para terminar.

Loción para pies de banana

Esta loción para pies de banana ¡suena lo suficientemente fantástica para comerla! Para hacerla, muele dos plátanos, 1/4 de taza de jugo de limón y 1/4 de taza de mantequilla. Mézclalos bien hasta que tengan una consistencia suave. Frota la loción en cada pie y cúbrelos con un par de calcetines de algodón grueso. Déjala actuar durante la noche y enjuágala en la mañana para tener pies realmente suaves.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles