Preparación de la ceniza de sosa

Escrito por mary h. snyder | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Preparación de la ceniza de sosa
Preparación de la ceniza de sosa. (Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images)

La ceniza de sosa es el nombre común para el carbonato de sodio, un compuesto no volátil y alcalino. Es una sustancia cristalina blanca y seca que se utiliza en la producción de vidrio, productos químicos, papel, detergentes, textiles y alimentos; también se utiliza para ablandar el agua. En 1791, el proceso de LeBlanc fue utilizado por primera vez para producir ceniza de sosa sintética. En la década de 1860, el proceso Solvay más económico y más limpio sustituyó al proceso de LeBlanc. En 1938, las reservas de trona fueron descubiertas en los Estados Unidos y el mineral de trona comenzó a ser convertido en ceniza de sosa natural.

Otras personas están leyendo

Uso histórico

La ceniza de soda se ha utilizado desde la antigüedad. Los egipcios lo usaban para hacer adornos de cristal y vasos tan tempranamente en al año 3500 aC. Los primeros romanos utilizaron la ceniza de sosa para hacer pan, para hacer vidrio y con fines medicinales. La ceniza de sosa se ​​obtiene a partir de depósitos de minerales específicos y de las plantas. La extracción de la sustancia de las cenizas de las plantas condujo a su nombre común.

Proceso de LeBlanc

En 1791, Nicolas LeBlanc, un médico francés, desarrolló un procedimiento para producir sintéticamente la ceniza de sosa. Se trataba de dos etapas: la producción de sulfato de sodio a partir de cloruro de sodio, seguido por la reacción del sulfato de sodio con carbón y el carbonato de calcio para producir carbonato de sodio o la ceniza de sosa. El proceso era complicado, inútil y sucio, por lo que pronto los químicos se avocaron a la intención de encontrar una mejor manera de hacer la ceniza de sosa.

Proceso de Solvay

Ernest Solvay, trabajando para una instalación de fábrica de gas de Bélgica de su tío en 1859, mejoró la producción de carbonato de sodio a través de la utilización de amoníaco. El proceso de Solvay fue puesto en práctica en la década de 1860, y variaciones del mismo todavía se utilizan hoy en día. Éste combina cloruro de sodio y carbonato de calcio a través de un proceso complejo que implica amoníaco, resultando en carbonato de sodio con un exceso de dióxido de carbono. Este producto se convierte en bicarbonato de sodio, que luego es calentado y se reduce a ceniza de sosa. El dióxido de carbono puede ser reciclado y la mayor parte del amoníaco es recuperado. El único subproducto principal es el cloruro de calcio, que puede ser vendido como la sal de camino.

Solvay versus LeBlanc

El proceso Solvay sustituye al proceso de LeBlanc, ya que ha demostrado ser más rentable, sobre todo debido a su uso de materiales de bajo costo y materias primas abundantes. A finales del siglo XIX, el método de Solvay se estaba aplicando en todo el mundo para la producción de álcali. La Solvay Process Company construyó una planta en Syracuse, Nueva York, en 1884; otras plantas de Estados Unidos le siguieron.

Descubrimiento de la trona

En 1938, se encontraron los mayores depósitos conocidos del mineral de trona en la cuenca del Río Verde de Wyoming. La trona se puede convertir en ceniza de sosa natural a través de un proceso de purificación que es mucho menos costoso que la producción de carbonato de sodio en una planta de Solvay. De acuerdo con General Chemical, que estableció su instalación Green River en 1968, el mineral de trona se transforma en carbonato de sodio crudo, se añade agua y las impurezas se eliminan. El líquido resultante se calienta y se reduce a cristales, que se separan y se secan. Aunque las plantas de Solvay todavía contribuyen en gran medida para la producción de carbonato de sodio en el mundo, las plantas de Solvay estadounidenses desaparecieron en 1986.

Mercancía

La ceniza de sosa tiene muchos usos y se puede encontrar en la mayoría de las industrias. De acuerdo con General Chemical, el carbonato de sodio es un material tan importante que las agencias del gobierno y el comercio siguen su producción para determinar las fluctuaciones de la economía. Puede que hayas experimentado la ceniza de sosa como un agente suavizante que se encuentra en los detergentes para ropa. La ceniza de sosa precipita el metal del agua dura, metales que de otro modo formarían una espuma que no se disuelve en agua y que mancharía la ropa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles