Preparándote para un embarazo

Escrito por nina peacock | Traducido por maría laura nievas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Poniendo a punto tu cuerpo para el bebé

Preparándote para un embarazo
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Si estás tratando de quedarte embarazada, esto podría ser una buena ventana para dar un giro en tu vida y comenzar a estar saludable, así prepararás a tu cuerpo para el bebé y para ti, y también sentarás las bases para que tenga una larga vida sana.

— Vandana Sheth, experta en dietética registrada, portavoz de la Asociación Estadounidense de Dietética.

Heather Stott de Charlotte, en Carolina del Norte, tiene un máster en Salud Pública pero también cuida de su propia salud. Así que "cuando llegó el momento de tratar de quedar embarazada, tomé algunas precauciones extra", comenta. Redujo su consumo de cafeína y limitó su ingesta de alcohol a un vaso de vino a la semana. Mantuvo su rutina diaria de ejercicio, corriendo y andando en bicicleta cinco o seis días a la semana, para mantener un peso saludable. A su vez, agregó verduras frescas y vitaminas prenatales a su dieta, así como suplementos de calcio y aceite de pescado. Con cuidado, dejó de tomar su medicación para la ansiedad, Lexapro, y buscó formas naturales de aliviar esta ansiedad, porque no encontró estudios referidos a los efectos del consumo de medicación en mujeres embarazadas. "No quería dar oportunidad a nada", dice Stott. Su diligencia valió la pena, y así dio a luz a una bebé saludable en el 2011. "Una de las mayores preocupaciones que tenemos en OB/GYN es que las personas empiezan a pensar en el embarazo solo cuando ya están embarazadas", sostiene el Dr. Robert Atlas, presidente del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Centro Médico Mercy en Baltimore, Maryland. "Hay algunas cosas que quisiéramos que la gente haga antes del embarazo, que les ayudarían a reducir el riesgo de tener complicaciones en él". No tienes que tener un título en salud para prepararte para un embarazo. Puedes cambiar tu nutrición, estado físico y hábitos de estilo de vida para beneficiar a tu cuerpo y el bienestar de tu futuro bebé.

Comiendo para tener una nutrición óptima

Preparándote para un embarazo
(Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Vandana Sheth, la experta en dietética registrada y portavoz de la Asociación Estadounidense de Dietética, afirma que comer saludablemente es la base para tener un embarazo saludable.

Esto implica consumir granos enteros de productos como cereales, pan o galletas; comer frutas de estación, para obtener beneficios nutritivos óptimos; ingerir tres porciones de comidas bajas en grasa y ricas en calcio diariamente; también comer muchas verduras verdes y con hojas; así como proteínas de carnes magras o tofu; y también lentejas, judías y legumbres secas.

"De hecho, si estás tratando de quedar embarazada, también deberías incluir algunas vitaminas y minerales en tu dieta. Consume, diariamente, 400 microgramos (04, mg) de ácido fólico y 425 de colina (0,43 mg), los cuales son importantes para el desarrollo neural del bebé. Incrementa tu ingesta de calcio y hierro, porque las mujeres embarazadas aumentan su necesidad de ambos en este proceso. Consume 1.000 mg de calcio por día, y eleva tu absorción de hierro comiendo comida rica en este mineral, como las verduras oscuras y con hojas, junto con comida que tenga vitamina C, como los cítricos.

Un multivitamínico también puede ayudarte a conseguir todos estos nutrientes esenciales si estás a la espera de embarazarte.

"Lo mejor que alguien puede hacer es, de hecho, tomar una vitamina; hacerlo diariamente", asegura Atlas.

Observando la forma en que comemos

Preparándote para un embarazo
(Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Aunque es importante consumir alimentos saludables y nutrientes, es igual de importante saber qué evitar. Para las mujeres que están considerando quedarse embarazadas, esta lista es larga.

Por ejemplo, tanto las carnes cocidas crudas como las semi crudas y los mariscos podrían tener un alto contenido de mercurio, por lo que podrían ser peligrosas para el feto. Sin embargo, para las mujeres que todavía no están embarazadas "consumir una porción a la semana no debería incrementar el riesgo de tener complicaciones durante el embarazo", asevera Atlas. "La clave es la moderación".

Además, están la cafeína, la nicotina y el alcohol.

"El alcohol es la causa Nº1 que puede prevenirse del retraso mental", explica Atlas. Durante el periodo previo al embarazo el consumo de esta bebida es aceptable, pero durante el embarazo "no es seguro consumir ninguna cantidad de alcohol", añadió, así que es mejor limitar la ingesta de éste de manera habitual si estás tratando de tener un hijo. Busca ayuda para controlar los excesos de alcohol o los síntomas de alcoholismo antes de embarazarte. Lo mismo se aplica para fumar, agrega Atlas; fumar mientras se está embarazada puede causar un daño serio al bebé, entre los que se incluyen enfermedades del corazón, cáncer o ceguera.

Las mujeres también deberían consultar a un médico sobre cualquier vitamina o suplemento de hierba que estén consumiendo, advierte Atlas. Consumir más que la dosis diaria recomendada de vitamina A, por ejemplo, puede dañar al feto. Por su parte, los suplementos de hierbas no siempre son peligrosos, pero no están regulados por la Administración Estadounidense de Drogas y Alimentos.

Por último, una gran cantidad de medicamentos son conocidos como "teratógenos", o agentes que pueden causar daño al feto, dice Atlas. Entre los ejemplos se encuentran: el Depakote, un medicamento usado para tratar desórdenes de bipolaridad o convulsiones; el Paxil, utilizado para tratar la ansiedad y la depresión; los inhibidores de la ECA (Enzima Convertidora de la Angiotensina), usados para tratar la hipertensión; y el Accutane, usado para tratar el acné. Si estás tomando algún medicamento, haz una consulta a tu médico antes de tratar de concebir a un hijo.

Poniendo en práctica hábitos saludables para tener un embarazo sano

Preparándote para un embarazo
(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

"La maternidad es un deporte... Es la maratón más grande que darás". Así describió a este momento Ilene Bergelson, una entrenadora de ejercicio y fundadora de Lifemoves Health en la ciudad de Nueva York. Bergelson entrena a mujeres antes y durante el embarazo.

Es importante estar en un nivel de peso saludable cuando planeas tener un hijo, dice la entrenadora.

Atlas está de acuerdo. "Los pacientes que están en la categoría de obesos incrementan su riesgo de tener complicaciones durante el embarazo. Mientras más pesado seas, más riesgos tendrás de padecerlas", dice.

El índice de masa corporal de un cuerpo de mujer normal está entre 18,5 y 24,9. Se considera que una mujer está en la categoría de obesos cuando su IMC está por encima de 30.

Hacer ejercicio también alivia el estrés, lo que juega un rol central en la fertilidad. Un estudio realizado en mayo de 2000 por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Profesional no pudo probar que haya una relación entre estrés de trabajo y fertilidad. No obstante, "estudios hechos en parejas que estén haciendo tratamientos de fertilidad descubrieron que quienes tienen mayores niveles de éxito en ellos son quienes mantuvieron niveles de estrés más bajos", escriben la especialista en dietética registrada Amy Ogle y la Dra. Lisa Mazullo, una obstetra/ginecóloga, en su libro "Antes de tu embarazo: una guía de 90 días para parejas sobre cómo preparar una concepción saludable".

Ogle y Mazzullo recomiendan pasar tiempo al aire libre, dormir por siete u ocho horas cada noche, desarrollar una actitud optimista, y practicar hábitos de restauración, como destinar una hora antes de irte a la cama para relajarte con tu esposo cada noche, como forma de reducir el estrés.

Al aprender hábitos saludables, las mujeres pueden relacionarse con la concepción con confianza, sabiendo que han hecho todo lo que han podido para prepararse adecuadamente.

Stott comenta que la frustración emergió cada mes cuando él y su marido estaban tratando de tener un hijo. "Pasamos por varios dolores de cabeza y altibajos para crear a esta niña especial", añade. "La educación me preparó para manejar mi salud, antes, durante y después del embarazo".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles