Comida

Cómo preparar un almuerzo sano para el colegio en menos de tres minutos

Escrito por contributing writer

Cualquier adolescente o niño que tenga como responsabilidad preparar su propio almuerzo para el colegio se ha quejado en algún momento de lo difícil que es disponer del tiempo suficiente para hacer la comida y prepararse para la escuela. Las mujeres continuarán haciendo sus almuerzos a través de los años de escuela y, más tarde, deberán hacerlos para sus hijos en edad escolar. En algún punto, deberás aprender a crear una comida en el menor tiempo posible, que sea sana y que provea máxima energía.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca un recipiente que sea lo suficientemente espacioso para poner todo dentro, sin que a su vez sea demasiado grande. Algunas personas usan bolsas de papel para transportar sus almuerzos, pero no es muy recomendable porque no puedes mantener el contenido refrigerado y la comida se puede aplastar muy fácilmente. Normalmente también usas hielo dentro del recipiente. Recuerda que el almuerzo es más fácil y rápido de armar si todas las cosas se encuentran separadas. Hacer emparedados toma más tiempo y son menos sanos.

  2. 2

    Pon una fruta dentro del recipiente. Puedes elegir frutas secas como damascos o arándanos. Las frutas frescas como las manzanas, las zarzamoras y las frambuesas, son buenos tentempiés. Ten cuidado cuando elijas la fruta porque se pueden aplastar muy fácilmente a no ser que las pongas dentro de pequeños recipientes de plástico que puedas colocar dentro del contenedor más grande. Las bananas son difíciles de ubicar en cualquier recipiente por su tamaño y forma. Debes evitar que cualquiera de las cosas que empaques se eche a perder antes del almuerzo, porque si eso sucede, tu comida será incompleta.

  3. 3

    Incluye granos en tu almuerzo porque te darán los carbohidratos necesarios para que tu energía no decaiga. La granola es una buena opción porque existe una gran variedad de sabores que son para todos los gustos y es muy fácil de comer. El arroz y los fideos fríos también son sabrosos y muy sencillos de empaquetar.

  4. 4

    Agregar una comida refrigerada como carne, queso o yogur también es una buena opción para que tu comida sea balanceada. El queso, que lo puedes cortar en tiras o en cuadrados, es fácil y rápido de guardar. Las fetas de pavo, jamón o salame también son fáciles de empacar y sabrosas, además de ser sanas. Los yogures de Yoplait o Activia son deliciosos y convenientes. Los Gogurt, que son yogures pequeños y empaquetados, tienden a ensuciarte y además pueden fácilmente explotar dentro del recipiente.

  5. 5

    Lo último que debes incluir son verduras y algún aderezo con el que las puedas untar. El apio es increíblemente conveniente porque puedes untarlo con manteca de almendras, manteca de maní o queso con pimientos. Las zanahorias son excelentes porque son deliciosas, nutritivas y fáciles de transportar. Después de haber incluido las verduras, tendrás un almuerzo completo, balanceado, sabroso y sano. Lo que falta es agregar los cubiertos, ¡y listo!

Consejos y advertencias

  • No necesitas incluir todos los grupos de comidas en cada almuerzo. Si pones yogur y granos, no necesitarás queso ni carne. Sólo sigue tu estado de ánimo y tu instinto cuando estés haciendo un almuerzo rápido.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media