Cómo preparar ancas de rana

Escrito por ehow contributor | Traducido por cintia ros
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar ancas de rana
A pesar de que es un mito común, las ancas de rana no saben a pollo. (Cook woman cooking on the kitchen image by Andrey Kiselev from Fotolia.com)

La única parte de una rana que se puede comer son las patas. Hay algunas maneras diferentes para prepararlas, como freírlas, saltearlas y asarlas a la parrilla. A pesar de que es un mito común, las ancas de rana realmente no saben a pollo, así que puedes mejorar su sabor con especias de tu elección.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Compra un paquete de ancas de rana limpiadas en un mercado de alimentos de alta gama. Cubre las mismas con especias y rehógalas en aceite de oliva. Puedes utilizar especias picantes como la pimienta de cayena o mantener el sabor suave de las ancas de rana con especias ligeras. Saltea las ancas de rana hasta que estén tiernas.

  2. 2

    Fríe las ancas de rana después de remojarlas en agua con sal durante una hora. Calienta aceite vegetal en una sartén a 375 grados F (190°C). Pasa las ancas de rana por harina y especias y agrégalas a la sartén. Fríe las mismas hasta que se doren.

  3. 3

    Pon tu horno para asar y coloca un recipiente poco profundo con papel de aluminio. Cubre las ancas de rana con jugo de limón y especias y agrégalas a la lámina. Envuelve el papel alrededor de las ancas para formar un paquete y coloca el recipiente en el horno. Asa las ancas de rana hasta que estén tiernas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles