Cómo preparar un balance general no ajustado

Escrito por jennifer vanbaren | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar un balance general no ajustado
Una lista de balance general no ajustado en un libro de contabilidad general de la empresa. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Un balance general es algo que calcula una empresa al final de un periodo de contabilidad antes de hacer un registro ajustado. Un balance general no ajustado normalmente se crea en una hoja de cálculo con 10 columnas y se usa para hacer registros ajustados, cerrar los libros y crear estados financieros. Un balance general no ajustado se prepara transfiriendo las cuentas y las cantidades de un libro de contabilidad general de la empresa a una hoja de cálculo.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Libro de contabilidad general
  • Una hoja de cálculo de 10 columnas
  • Una calculadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación del balance general no ajustado

  1. 1

    Obtén el libro de contabilidad general. Un libro de contabilidad general es el lugar en el que las empresas siguen todas las transacciones contables. El libro de contabilidad general contiene toda la variedad de cuentas que usa un negocio. Las transacciones se envían al libro de contabilidad general en forma de una combinación de débitos y créditos. Cada vez que ocurre una transacción, se hace un registro en el diario de registros.

  2. 2

    Prepara una hoja de cálculo. Una hoja de cálculo de 10 columnas es necesaria y se usa normalmente al crear un balance general no ajustado. La hoja de cálculo se etiqueta como "Trial Balance" ("Balance General") y se registra con la fecha en la que se creó.

  3. 3

    Haz una lista de todas las cuentas. Mira el libro de contabilidad general y comienza a hacer una lista de todas las cuentas en la hoja de cálculo. Los nombres de las cuentas se enlistan en la parte izquierda de la hoja de cálculo. Haz una lista por orden comenzando con los activos, los pasivos, las acciones, los ingresos y finalmente los gastos.

  4. 4

    Transfiere los saldos. Para cada cuenta que se encuentre en la lista de la hoja de cálculo, haz otra lista del saldo en la cuenta. Las cuentas de activos y gastos tienen saldos deudores; mientras que los pasivos, las acciones y los ingresos tienen saldos acreedores. Las primeras dos columnas de la hoja de cálculo se etiquetan como deuda y después como crédito. Estas columnas se designan para el balance general no ajustado. Cuando transfieras las cantidades, asegúrate de ponerlas en las columnas correctas. Por ejemplo, si la cuenta tiene un saldo deudor en el libro de contabilidad general, la cuenta se debe poner en la columna de débito.

  5. 5

    Suma las columnas. Suma todas las cantidades que se encuentran en la columna de débito y pon el total en la parte inferior de la lista debajo de la columna de débito; pon esa misma cantidad en la parte inferior de la lista debajo de la columna de crédito.

  6. 6

    Revisa los saldos. Un balance general no ajustado es una lista completa de todas las cuentas y los saldos conforme se crea la fecha de registro. La cantidad total que los débitos debe ser igual a la cantidad total de créditos. Cuando las dos cantidades de la parte inferior se verifican, esto significa que son iguales. Un grupo de líneas dobles que se pone debajo de ambas cantidades representa que ese balance general no ajustado es el saldo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles