Cómo preparar cráneos de vaca decorativos

Escrito por louise lawson | Traducido por carlos paulucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar cráneos de vaca decorativos
Prepara los cráneos de vaca con sólo unas pocas herramientas simples. (Cow's skull. image by Saskia Massink from Fotolia.com)

Los cráneos de vaca son un elemento decorativo en muchos hogares. Con frecuencia se cuelgan de las paredes y en las entradas del sudoeste. Sin embargo, colgar un cráneo de vaca en tu casa no es tan simple como caminar por el campo y recoger uno. Se necesita una preparación adecuada para evitar malos olores y que los insectos puedan seguir viviendo en el cráneo e infestar tu casa.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cráneo de vaca
  • Un cuchillo
  • Una olla grande
  • Una estufa o quemador de propano
  • Guantes de goma
  • Una bolsa de basura
  • 32 oz (0.9 kg) de peróxido de hidrógeno
  • Una tina de plástico grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la cabeza sobre una superficie plana y retira la piel. Desliza la cuchilla a través de la piel, haciendo un corte en el centro de la frente. Pela la parte posterior de la piel hacia la parte inferior del cráneo usando el cuchillo para cortar la carne y los tendones.

  2. 2

    Coloca el cráneo en una olla grande y cúbrela con agua. Coloca el recipiente en en el quemador y enciéndelo a fuego medio, permitiendo que el agua se caliente lentamente hasta que hierva. Deja que el cráneo hierva durante al menos tres horas para poder separar la carne del hueso. Gira a la olla y deja el cráneo en el agua hasta que se enfríe lo suficiente como para poder manipularlo.

  3. 3

    Colócate los guantes y saca el cráneo fuera del agua, colócalo dentro de una bolsa de basura en tu superficie de trabajo. Saca la carne suelta lejos de la calavera, colocándola en la bolsa para facilitar la limpieza. Raspa los pedazos restantes de carne y tendones del cráneo con la parte posterior de la cuchilla para evitar dañarlo.

  4. 4

    Vierte el peróxido de hidrógeno en un recipiente de plástico y coloca el interior del cráneo dentro. Agrega suficiente agua para cubrir completamente el cráneo y cierra el recipiente con la tapa. El peróxido de hidrógeno ayuda a blanquear el cráneo y lo hace más agradable, incluso le da una sombra de color blanco, sin dañar el hueso. Agrega el cráneo dentro de la solución durante cinco días.

  5. 5

    Retira el cráneo del peróxido y muévelo hasta un lugar soleado al aire libre durante una semana. Permite que las cavidades dentro del cráneo se sequen por completo antes de su uso. El sol también interactuará con el peróxido y terminará el proceso de blanqueado.

Consejos y advertencias

  • Puedes hervir el interior del cráneo o ponerlo en un quemador de propano al aire libre. La carne en ebullición puede producir un olor acre molesto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles