Cómo preparar estados financieros caseros para personas

Escrito por yolanda brown Google | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar estados financieros caseros para personas
Cómo preparar estados financieros caseros para personas. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Completar un estado financiero individual, también conocido como un estado financiero personal, te puede dar un indicador de la salud de tus finanzas personales y ayudarte a buscar nuevos proyectos empresariales. Esta preparación te mostrará si tienes demasiados pasivos y si debes vender activos o cuánto dinero extra tienes cada mes y hacia dónde lo debes dirigir. El estado financiero personal también se puede utilizar como parte de un paquete de préstamo de negocios, un requisito si eres el co-propietario de un negocio que está buscando un préstamo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Crea una hoja de cálculo para capturar tu balance general personal, estado de resultados y estado de flujos de efectivo. Agrega los encabezados de columnas "Descripción" y "Cantidad" en cada plantilla de los estados financieros. Añade secciones en el balance general para los activos, pasivos y patrimonio neto. Crea las subsecciones de los activos actuales y de largo plazo y también para los pasivos. La cuenta de resultados tendrá dos columnas con secciones para dividir los ingresos de los gastos. También puedes crear subsecciones sobre el estado de resultados al dividir los diferentes tipos de ingresos: alquiler, sueldos, negocios e inversión, así como los gastos diversos: pérdida de capital, gastos de desastre, gastos del hogar y gastos de trabajo. Las operaciones de crédito y dinero en efectivo pueden ser capturadas en la cuenta de resultados. El estado de flujos de efectivo mostrará las entradas y salidas de dinero en efectivo en forma periódica y sólo capta dinero en efectivo. Las mismas categorías que corresponden al estado de resultados se pueden utilizar para el estado de flujo de efectivo.

  2. 2

    Reúne los recibos, facturas, activos y dinero en efectivo, reportes de crédito y los extractos bancarios conciliados. Estos números proporcionan la base de tus estados financieros. Toma en cuenta y ordena esta información en las siguientes categorías: gastos, ingresos, activos y pasivos en orden ascendente por la fecha de cada transacción.

  3. 3

    Introduce la información ordenada en las plantillas de los estados financieros que has creado. Calcula las cantidades totales al final de cada sección y subsección. Para todos los estados, separa las transacciones por mes, trimestre o año. El balance general capturará un día del período elegido, por lo general, el último día del mes, de un trimestre o de un año.

  4. 4

    Concilia todos las estados para asegurarte de que todo se ha tomado en cuenta y se ha equilibrado. El estado de resultados debe tener un ingreso positivo. El estado de flujos de efectivo debe mostrar un saldo de caja positivo. En el balance general, los activos totales deben ser iguales a los pasivos totales y el patrimonio neto. Es fácil hacer un mal cálculo del balance general, así que ten cuidado para que coincida con los pasivos y el patrimonio neto de los activos asociados, tales como tu hipoteca y patrimonio de la vivienda al valor de tu casa.

Consejos y advertencias

  • Revisa tu informe de crédito y estados de cuenta bancarios para ver si son precisos antes de usarlos para preparar los estados financieros. Disputa cualquier operación incorrecta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles