Cómo preparar un gel anestésico

Escrito por melissa martinez | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar un gel anestésico
La capsaicina del pimiento chile adormece el dolor. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El gel anestésico se utiliza para evitar el dolor. Un gel anestésico, también denominado anestésico tópico, puede utilizarse para no sentir dolor cuando la aguja atraviesa la piel durante la perforación de la oreja o del cuerpo. De la misma forma, puede colocarse un gel anestésico antes de hacerse un tatuaje para que el raspado de la aguja sobre la piel no duela demasiado. Puedes adquirir un gel anestésico en una farmacia, o hacer uno tu mismo en poco tiempo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pimientos chiles rojos
  • Gel de aloe vera
  • Contenedor con tapa
  • Tazón
  • Cuchara para mezclar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide una taza (0,24 l) de gel de aloe vera y viértela en un tazón. Utiliza aloe vera claro para que puedas observar cuando se tiñe con el pimiento. Evita utilizar gel de color.

  2. 2

    Pica una onza (28,35 g) de pimientos chiles rojos. Retira los tallos pero utiliza el resto del pimiento. Las semillas contienen cantidades concentradas de capsaicina, el ingrediente activo que le proporciona a los pimientos la capacidad de aliviar el dolor.

  3. 3

    Mezcla los pimientos chiles picados en el tazón con el gel. Sigue mezclando hasta que el gel se tiña levemente de rosa. Si no se tiñe de rosa, añade más pimientos picados hasta que lo consigas.

  4. 4

    Coloca la mezcla en un contenedor cerrado y deja reposar para que los pimientos y el gel se mezclen bien. Cuando sea necesario, aplica generosamente en el área que quieras adormecer.

Consejos y advertencias

  • El gel de aloe vera funciona bien porque suaviza la piel y es un humectante natural. No obstante, se pueden utilizar otros geles si no consigues de aloe vera. Un poco de loción o crema puede servir.
  • Si el gel provoca mucho calor en la piel, prueba retirar un poco y utilizar menos cantidad la próxima vez.
  • Los pimientos chiles pueden provocar ardor, particularmente en las membranas mucosas y ojos. Asegúrate de lavarte profundamente las manos después de tocar los pimientos y antes de tocarte los ojos. Una alternativa es utilizar guantes cuando tocas los pimientos pero luego asegurarte de sacártelos antes de tocar otra cosa.
  • Algunas personas tienen sensibilidad a los pimientos. Si comienzas a tener una reacción contra el gel, retíralo completamente de la piel y busca atención médica.
  • Nunca apliques el gel sobre la piel lastimada o irritada. El gel puede causar mayor irritación y ser perjudicial en una herida abierta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles