Cómo preparar gotas salinas de uso nasal para bebés

Escrito por mindy baca | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar gotas salinas de uso nasal para bebés
La congestión nasal infantil puede aliviarse con gotas de solución salina. (man touching newborn baby's nose image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com)

Es probable que los padres que van a la tienda en busca de un medicamento para aliviar la congestión nasal de su bebé, no encuentren algo que les sirva. De acuerdo con las recomendaciones para enero del 2008 de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (Food and Drug Administration), no deben utilizarse medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado que contengan descongestionantes, expectorantes, antihistamínicos o supresores de la tos en lactantes y niños menores de dos años de edad, debido al riesgo de efectos secundarios graves y potencialmente mortales. Como alternativa, el pediatra de tu hijo puede recomendarte el uso de gotas nasales a base de solución salina y una pera de goma para eliminar el moco y reducir la inflamación. Es muy fácil preparar tus propias gotas de solución salina en el hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 taza de agua del grifo o agua destilada
  • 1 taza medidora
  • 1 cacerola
  • Cucharas medidoras
  • 1/4 de cucharadita de sal no yodada o sal kosher
  • 1/8 cucharadita de bicarbonato de sodio (bicarbonato de soda)
  • 1 cuchara
  • 1 pera de goma

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una olla pequeña, ya sea con agua del grifo o con agua destilada y ponla en el fuego. Hierve durante 10 minutos para eliminar bacterias y cualquier impureza.

  2. 2

    Mide 1/4 de cucharadita de sal no yodada o sal kosher, 1/8 de cucharadita de bicarbonato de sodio (bicarbonato de soda) y 1 taza de agua tibia. Es importante usar la cantidad adecuada de sal, bicarbonato de sodio y agua, porque si la solución queda demasiado salada puede ser irritante, advierte el sitio web de los Hospitales y Clínicas Infantiles de la Piedad (Children’s Mercy Hospitals & Clinics).

  3. 3

    Agrega la sal y el bicarbonato de sodio en el agua. Revuelve hasta disolver por completo. La solución salina se puede almacenar hasta 24 horas en un recipiente limpio.

  4. 4

    Llena una pera de goma limpia y desinfectada con una pequeña cantidad de solución salina aún tibia. De acuerdo a lo explicado en MayoClinic.com, el agua debe tener aproximadamente la misma temperatura que la del cuerpo. Si el agua está demasiado caliente, puede causar más irritación.

  5. 5

    Añade una o dos gotas de solución salina a cada una de las fosas nasales de tu bebé. De acuerdo con el sitio web de los Hospitales y Clínicas Infantiles de la Piedad (Children’s Mercy Hospitals & Clinics), deberás esperar de unos 10 a 15 segundos antes de limpiar la mucosidad con la pera de goma.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico antes de usar gotas salinas en tu bebé.
  • Lávate siempre las manos antes de tomar las gotas para prevenir la contaminación.
  • Prepara gotas frescas cada día en que pienses usarlas.
  • La nariz de tu bebé es muy sensible, así que no fuerces la punta de la pera de goma cuando apliques las gotas o remuevas la mucosidad. Lo que debes hacer es sostenerla de modo que sólo cubra el borde exterior de la fosa nasal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles