Cómo preparar una infusión IV

Escrito por lissa delisle | Traducido por aldana avale
Cómo preparar una infusión IV

Las infusiones IV permiten que la medicación se administre directamente en la vena.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Una infusión intravenosa (IV) es una forma de suministrar medicamentos al cuerpo. Este método se utiliza para pacientes que no pueden tomar medicinas o líquidos vía oral, o cuando el cuerpo necesita la medicina de forma más rápida de lo que la píldora o cápsula oral común puede suministrarla. Un médico o enfermera introduce una línea intravenosa pequeña directamente dentro de la vena del paciente para administrar la medicina y/o líquidos inmediatamente. Una infusión IV se puede utilizar en un hospital, en centros de tratamientos especializados o en el hogar.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes esterilizados
  • Bolas de algodón
  • Cinta
  • Un torniquete
  • Un catéter intravenoso
  • Una bandeja intravenosa con solución
  • Un juego de administración intravenosa
  • Un gancho intravenoso
  • Yeso
  • Gasa esterilizada de 2x3
  • Fórceps sumergidos en solución antiséptica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava completamente tus manos, ponte guantes esterilizados e inspecciona tu equipamiento. Apoya todos los elementos para que puedas encontrarlos fácilmente. Revisa la fecha de vencimiento de la solución IV, la claridad de la misma y la evidencia de punciones. No toques la parte del catéter que va a ingresar en la piel del paciente.

  2. 2

    Coloca la etiqueta IV en la botella IV con la documentación apropiada. Esto debe estar firmado por la enfermera o el médico que la preparó para el paciente. En un hospital, la etiqueta incluirá el nombre del paciente, el número de habitación, la solución o medicación, la secuencia de frascos, la duración del goteo IV y la fecha y la hora de la administración.

  3. 3

    Abre el sello de la infusión IV de forma aséptica. Esto quiere decir que deberás mantener el equipo lo más estéril posible tratando de no tocar ninguna parte que se introduzca en el paciente. Desinfecta el puerto de goma del frasco con una bola de algodón embebida en alcohol.

  4. 4

    Introduce el tubo de administración IV en el puerto de la solución con un giro rápido. Cuelga la IV a al menos dos pies (0,60 m) por encima del corazón del paciente y suavemente exprime la cámara de goteo hasta que veas que está la mitad de la solución.

  5. 5

    Quita la tapa del tubo adaptador. Abre la abrazadera de regulación del flujo para permitir que el líquido elimine todas las burbujas de aire del tubo IV. Cierra la abrazadera y vuelve a tapar el tubo.

  6. 6

    Corta varias tiras de cinta y déjalas a mano. Selecciona una vena en el paciente que sea adecuada para la inserción de la aguja IV. Aplica un torniquete en el brazo 2 pulgadas (5 cm) por encima del sitio de punción. Palpa la vena y frota la piel con un algodón con alcohol 2 pulgadas (5 cm) alrededor del lugar de la punción.

  7. 7

    Estira la piel del alrededor del lugar de la punción con tu mano no dominante. Introduce la aguja en la vena a un ángulo de 30 grados. Introdúcela hasta que veas sangre en la cámara del catéter. Disminuye el ángulo de la aguja a 15 o 20 grados y, cuidadosamente, introduce la aguja 0,5 cm más. Suavemente gira el catéter e introdúcelo en el eje.

  8. 8

    Coloca tu dedo en la vena del paciente en el lugar de inserción del catéter y haz presión suavemente para evitar que salga sangre. Extrae la aguja mientras haces presión en el lugar. Quita la banda del torniquete.

  9. 9

    Une el tubo de la administración IV al eje del catéter mientras lo estabilizas con la otra mano. Abre la tapa de regulación del fluido y observa si hay gotas en la cámara de goteo, permitiendo que la medicina o fluido gotee libremente por varios segundos. Ajusta la gota a la tasa de flujo apropiada para el paciente.

  10. 10

    Limpia cualquier gota de sangre y asegura el catéter al brazo del paciente con una tira de cinta. Deja el eje del catéter y la conexión del tubo claramente visible. Haz un lazo con el tubo IV algunas pulgadas y asegura el lazo al brazo del paciente con más cinta. Aplica un trozo de gaza esterilizad de 2 por 2 pulgadas (5 por 5 cm) sobre el lugar del eje del catéter y asegúralo con cinta.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate siempre de que el tubo IV cuelgue libremente y no interfiera con otro equipamiento hospitalario. Controla el lugar del catéter para que no tenga signos de infección.
  • Los torniquetes deben estar lo suficientemente ajustados para frenar el flujo de las venas pero no tanto como para perder el pulso distal. Nunca administres una infusión IV a menos que estés médicamente entrenado para hacerlo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media