Cómo preparar jalea de uva casera

Escrito por ehow contributor | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar jalea de uva casera
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La jalea de uva es una de las cosas favoritas de la niñez y puede prepararse de forma fácil en casa. Incluso los niñoz pueden ayudar lavando las uvas en agua fría, quitando las semillas o moliéndolas con un pisador de papas. Guarda la jalea terminada en una jarra esterilizada con tapa y disfrútala con tostadas, en sandwiches de mantequilla de maní y jalea o en un sabrosa galleta casera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2,25 kg de uvas negras, rojas o Concord
  • 5 tazas de azúcar
  • Pisador de papas
  • Colador o tamiz
  • Termómetro para dulces

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Ubica las uvas limpias en un pote grande y pesado. Usa un pisador de papas para pisar las uvas. Agrega alrededor de 1/2 taza de agua al pote.

  2. 2

    Lleva las uvas a una ebullición completa, rodando fuego medio, revolviendo con frecuencia durante unos 15 minutos. Apague el fuego. Cuela las uvas a través de un colador o un tamiz sobre un tazón grande para verter el jugo colado. Mide la cantidad de jugo, debes tener alrededor de cinco tazas.

  3. 3

    Vierte el jugo de uva en un gran recipiente y agrega el azúcar. Lleva la mezcla a hervir.

  4. 4

    Hierve la mezcla de la jalea a fuego bajo por 20-35 minutos, quitando la espuma de la superficie cuando sea necesario y revolviendo con frecuencia.

  5. 5

    Mide la jalea con un termómetro para dulces, la temperatura debe ser de 220º.

Consejos y advertencias

  • Para probar el punto de cocción de la jalea, ubica un pequeño plato en el congelador antes de hervir las uvas. Una vez que hayas hervido la mezcla de jugo de uva con el azúcar durante 20 minutos, ubica una pequeña porción de jalea en el plato frío y pon el plato de regreso al congelador durante un minuto. Inclina el plato a cada lado. Si la jalea corre, continua hirviéndola, probándola cada cinco minutos hasta que no se vuelque más en el plato frío.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles