Cómo preparar masilla de madera con pegamento y aserrín

La masilla de madera tiene una variedad de usos en talleres y hogares, incluyendo rellenar agujeros y reparar arañazos en pisos durante un proceso de acabado. Aunque existen muchas marcas comerciales de esta masilla en el mercado, puedes preparar la tuya propia, usando aserrín y pegamento. La masilla de madera casera no sólo es menos costosa que una comercial, también hace buen uso de cualquier cantidad de aserrín que tengas a mano, reciclando material que de otra forma desecharías.

John Howard/Lifesize/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Reúne aproximadamente 1 taza de aserrín y colócala en un tazón, usando un cepillo. Examina cuidadosamente el aserrín, removiendo todos los trozos sólidos o astillas de madera que puedas haber echado en la taza.

Paso 2

Coloca aproximadamente 1/2 taza del aserrín en el centro de un trozo cuadrado de cartón de 5 pulgadas (12,5 cm) de lado, sobre una superficie plana de trabajo.

Paso 3

Añade pegamento de color piel a la pila de aserrín en el cartón. Vierte lentamente la cola, revolviéndola con el aserrín con una vara plástica. Desearás añadir suficiente cola para crear una mezcla que tenga la misma consistencia de la masilla. Para la mayoría de los pegamentos, esto debe lograrse con aproximadamente 3 partes de cola por 1 parte de aserrín. La masilla será ligeramente seca, pero aún se sentirá pegajosa al tacto.

Paso 4

Utiliza esta mezcla como usarías cualquier otra masilla de madera, rellenando cortes o agujeros, presionando la mezcla en estos lugares con una espátula y luego dejando secar completamente antes de aplicar cualquier acabado al material.

Consejos y advertencias

  • Para uso especializado, crea masilla para madera con colores difíciles de combinar, usando aserrín del tipo de madera que deseas hacer coincidir.

Referencias

Comentarios

Más reciente