Cómo preparar un menú de catering

Escrito por laura gee | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar un menú de catering

Si es la primera vez que brindas un servicio de comida y bebida en un evento, preparar el menú será probablemente el mayor desafío. Después de todo, sabes cocinar, pero pensar qué es lo que vas a cocinar (y la cantidad) afectará muchos otros aspectos del trabajo, desde el costo de los ingredientes hasta el tiempo, la energía y el equipo de servicio necesario. Después, por supuesto, aparece la satisfacción del cliente. Obtener buenas críticas depende en gran parte de que hayas preparado una cantidad adecuada de comida y platos que los clientes puedan disfrutar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Habla con tu cliente acerca de los requisitos del menú. Incluso si te dicen que no les importa y que quieren que elijas el menú, asegúrate de que te digan algunas opciones posibles para saber si están pensando de la misma forma. También averigua si hay alguna restricción alimenticia o preferencias entre la gente a la que prestarás servicio.

  2. 2

    Determina la cantidad de comida. Averigua cuántas personas se esperan y si van a comer una comida completa o sólo un tentempié liviano. Si es una comida, seguramente prepararás varios platos con al menos un par de opciones para cada uno. De ser así, puedes calcular la cantidad de porciones según las recetas, aunque deberías planear un total de más comidas que gente, porque es poco probable que las preferencias de la comida estén igualmente divididas. Si es un buffet de aperitivos, el menú debería contener de cuatro a diez piezas por persona, según la cantidad de comida esperada.

  3. 3

    Elige una variedad de platos. Si estás haciendo un surtido de pequeños entremeses, pon algunos salados y otros dulces. También ten en cuenta comidas pesadas y otras más livianas, y si el servicio lo permite, sirve algunas cosas calientes y otras frías. Si estás planeando un menú de cena completo, asegúrate de que las opciones se cocinen o sean condimentadas de otra forma en caso de que a los invitados no les guste una de las opciones.

  4. 4

    No te olvides de las dietas especiales, en particular las vegetarianas y las de bajas calorías. Si bien no es necesario que pienses en esto si el cliente no te lo pide, es bueno saber que hay una opción disponible, incluso si esto significa asegurarte de que la ensalada y las verduras al vapor no estén untadas con manteca y tocino por anticipado. Los invitados que tienen estas necesidades especiales agradecerán tu consideración.

  5. 5

    Compara los factores viables, en especial el tiempo y el dinero necesario para el menú ideal. Las posibilidades que hayas planeado estarán bien, pero si el menú entero necesita ingredientes especiales, mucho espacio en el refrigerador o complicados retoques de último momento, quizás quieras hacer algunos cambios.

Consejos y advertencias

  • Si estás comenzando con el negocio de catering, haz una nota con las comidas más prácticas y rápidas de cocinar. Quizás en el futuro elijas estas comidas bastante seguido, o al menos prepares una gran cantidad de ellas.
  • No es necesario que hagas los mejores platos para un mismo evento. Es verdad que quieres causar una buena impresión en tus clientes (y en sus invitados), pero también lo puedes lograr con un menú equilibrado que esté impecablemente preparado y presentado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles