Preparar el suelo para las calas

Escrito por jenny harrington Google | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Preparar el suelo para las calas
Las calas requieren de condiciones apropiadas del suelo para florecer bien. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Las calas crecen bien como plantas de interiores y en el exterior. Como follaje tropical o planta florida, la cala no puede tolerar el tiempo frío del invierno, pero puedes volver a plantarla cada verano. Preparar el suelo en forma adecuada antes de plantarlas te asegura un crecimiento y una floración saludable. También mantiene lo suficientemente sanas las raíces del rizoma como para permitirle sobrevivir durante el almacenamiento del invierno. Las calas plantadas en maceta también responden mejor cuando se hace en un suelo de buena calidad y preparado en forma adecuada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Azada
  • Abono o moho de la hoja
  • Fertilizante 5-10-5
  • Turba

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Suelo del jardín

  1. 1

    Selecciona un cantero que reciba luz plena del sol y que drene bien. Las calas requieren de un suelo húmedo, pero no pueden tolerar un suelo empapado o el agua estancada.

  2. 2

    Suelta las 8 pulgadas superiores del suelo (20 cm) con una azada. Esparce una capa de 3 pulgadas (7 cm) de abono o de moho de hojas sobre el suelo e introdúcelo a medida en que rotas el suelo,

  3. 3

    Fertiliza el suelo después de plantar los rizomas en cada primavera. Aplica un fertilizante granulado, de liberación lenta 5-10-5, en la proporción indicada en el paquete. Riega el suelo después de fertilizarlo para disolver los gránulos y liberar los nutrientes.

    Tierra para macetas

  1. 1

    Combina abono y turba en partes iguales en la maceta. Por ejemplo, una maceta de 10 pulgadas (25 cm) de diámetro es lo suficientemente grande para una planta de cala y contiene 5 cuatros de galón (4,7 litros) de tierra, por lo que necesitarás 2 cuartos y medio (2,2 l) de abono y la misma cantidad de turba. El abono proporciona la riqueza del suelo que necesita la cala mientras que la turba asegura un drenaje adecuado y la retención de la humedad.

  2. 2

    Agrega un fertilizante de liberación lenta 5-10-5 a la tierra para macetas, siguiendo las recomendaciones del paquete. Alternativamente, puedes fertilizar las calas después de que comiencen a crecer con un fertilizante para plantas tropicales.

  3. 3

    Riega el suelo hasta que el agua se escurra por la parte inferior de la maceta. Permite que la maceta drene el agua durante 30 minutos antes de plantar los rizomas de la cala. Esta espera permitirá que el suelo absorba el agua y elimine el exceso de líquido.

Consejos y advertencias

  • El suelo para macetas común tambien funciona bien para las calas. Algunos tipos de tierra comerciales vienen fertilizadas, por lo que no necesitarás más aditivos antes de plantar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles