Cómo preparar tinta

Escrito por michelle norton | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar tinta
Una tinta hecha en casa puede ser utilizada en bolígrafos o aplicarse con un pincel. (Tooga/Photodisc/Getty Images)

La preparación de tinta es un proceso que, históricamente, utiliza ingredientes naturales para hacer pigmentos líquidos para su uso en la escritura o el dibujo. El color de la tinta depende del pigmento de los ingredientes. Preparar una tinta en casa con ingredientes naturales puede crear una tinta de un color agradable que se desvanecerá con el tiempo a medida que los ingredientes naturales se descompongan. La tinta puede ser utilizada en bolígrafos de tinta o con pinceles. Los productos utilizados en la fabricación de tinta pueden manchar, así que se recomienda que uses ropa vieja que puedas tirar. Esta tinta no debe utilizarse para rellenar los cartuchos de tinta de la impresora. La tinta arruinará cualquier impresora que la use.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de plástico o de goma
  • Olla de hierro fundido con tapa
  • Colador
  • Cuchara de madera
  • Agua
  • 10 a 15 nueces
  • Vinagre
  • Goma arábiga
  • Tamiz
  • Recipiente precintable para la tinta con tapa para sellarla
  • Corteza de pino
  • Sulfato de hierro
  • Jarra de vidrio
  • Tazón de vidrio
  • 1/2 taza a 1 taza de bayas de cualquier tipo
  • Sal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tinta marrón

  1. 1

    Coloca las nueces en una olla de hierro fundido y cúbrela con agua.

  2. 2

    Cocina la olla a fuego lento durante ocho horas con la tapa. Deja las nueces en el agua durante 24 horas.

  3. 3

    Cuela las nueces fuera del agua. Pon el agua de nuevo en el pote.

  4. 4

    Hierve el líquido hasta que se reduzca a la mitad. Agrega una cucharadita de vinagre y una cucharada de goma arábica. Esto creará una emulsión, que permitirá que el pigmento dure por más tiempo.

    Tinta negra

  1. 1

    Tritura la corteza de pino y colócala en una olla de hierro fundido. Cúbrela con agua.

  2. 2

    Añade una cucharada de sulfato de hierro y cocina a fuego lento la corteza de pino de ocho a 12 horas con la tapa puesta. Si bien al cabo de ocho horas de cocer a fuego lento obtendrás una tinta negra, seguirla cociendo a fuego lento durante otras cuatro horas hará que el pigmento en la tinta sea más fuerte y menos propenso a desaparecer.

  3. 3

    Transfiere la corteza de pino y el agua a una jarra de cristal y deja que repose durante un mes con la tapa en la jarra.

  4. 4

    Cuela el líquido con un colador.

  5. 5

    Calienta el líquido en una olla de hierro fundido hasta que se reduzca a la mitad. Añade una cucharada de vinagre y de goma arábiga con el líquido caliente y revuelve.

    Tinta de baya

  1. 1

    Cuela las bayas por un tamiz en un recipiente de vidrio presionándolas con una cuchara de madera.

  2. 2

    Agrega 1/2 cucharadita de vinagre y sal al jugo de la baya.

  3. 3

    Almacénala en un recipiente sellado y utilízala al cabo de dos semanas.

Consejos y advertencias

  • Crear tinta manchará todos los elementos que se utilicen para prepararla. Usa guantes en todo momento. Si bien los ingredientes naturales se usan para hacer la tinta, esto no quiere decir que no sea tóxica. No bebas la tinta ni la pongas en tu piel. La tinta no está formulada para rociar los cartuchos de tinta y puede salirse y arruinar una impresora de inyección de tinta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles