DESCUBRIR
×

Cómo presentar un gato a un hámster

Actualizado 20 julio, 2017

Algunas mascotas entran en conflicto. Puede que ya tengas un gato, pero tu hijo quiere un hámster. Los gatos aman perseguir ratones y esto significa que el hámster también es una presa apetitosa. No subestimes al gato. Al hacerlo, el tener a un hámster en la casa es simplemente un buen regalo. El gato va a monitorear la situación hasta que bajes la guardia. Esto no es éticamente justo para el pobre hámster. Los gatos y los hámsters se ha sabido que coexisten perfectamente bien en el hogar, pero esto depende en el temperamento del gato. Entonces, si decides presentarle un gato a un hámster, hay algunas precauciones a tomar aún si piensas que tu gato es muy amigable y complaciente.

Instrucciones

Three Lions/Valueline/Getty Images

    Consejos

  1. Mantén al hámster en su jaula por tres o cuatro semanas. El nuevo hamster necesita adaptarse y acostumbrarse a su nuevo hogar. Ser traído a casa desde la tienda es una experiencia traumática para un animal pequeño, pues todo huele, se ve y se oye diferente. El hámster necesita adquirir confianza y sentirse seguro.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  2. Asegura la jaula del hámster. Las cajas de acrílico plástico son las mejores con un gato en la casa. Las jaulas con barras proveen pequeños espacios para que las garras del gato las traspasen. El hámster puede ser arañado. Revisa cada puerta y reparación de la caja del hámster; todo debe estar seguro. Cuando no estés observando, el gato estará viendo formas de entrar. El olor del hámster es demasiado tentador para resistirlo.

    PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images
  3. Observa al gato mientras mira a la jaula del hámster. Si se sienta de forma relajada, moviendo su cola de un lado a otro, entonces siente la confianza de que el gato no está tan interesado en el hámster. Si de otra forma, el gato se sienta tieso, con la nariz en la jaula, moviendo su cabeza rápido para seguir cada movimiento del hámster, entonces probablemente deberías reconsiderar el proceso de presentación. Tu gato podría tener un temperamento muy instintivo y presentárselo al hámster podría ser peligroso.

    BananaStock/BananaStock/Getty Images
  4. Enseña a tu gato que el hámster es un amigo de la familia. Toma al hámster a la vista del gato. Háblale al hámster y acarícialo. El gato con suerte notará que el hámster es importante y que tu no te lo has comido. Realiza esto por dos o tres semanas. Siempre mantén al hámster cerca de tí y que esté en constante cuidado tuyo. El gato podría decidirse a actuar.

    Creatas Images/Creatas/Getty Images
  5. Repite el proceso de tomar al hámster cuando el gato esté cerca. Acércate un poco al gato. Mientras el gato permanezca tranquilo tú puedes continuar. Estate alerta y en guardia. El gato naturalmente ataca a los roedores, entonces aún si el gato se ve contento, su ánimo puede cambiar rápido hacia un cazador.

    Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
  6. Quédate en el cuarto. Nunca dejes al hámster solo con el gato porque es muy probable que sin tu supervisión, el hámster se convierta en alimento.

    Creatas Images/Creatas/Getty Images