Cómo preservar una colección de mariposas

Escrito por erin ringwald | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preservar una colección de mariposas
Conocer la forma correcta de conservar una colección de mariposas te asegurará la supervivencia de tu colección. (butterfly image by pearlguy from Fotolia.com)

Coleccionar mariposas puede ser divertido y educacional. Seas un coleccionista novel o un entusiasta antiguo, querrás preservar tu colección de mariposas. Si no lo haces apropiadamente, las mariposas se pueden desteñir, romper, se las pueden comer otros insectos o se pueden llenar de moho. Las puedes preservar para exponerlas, para hacer joyas exclusivas o para hacer decoraciones para el hogar. Conocer el mecanismo de este proceso te ayudará a asegurar que tu colección dure por años con un mínimo de daños.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cámara relajante
  • Goma espuma
  • Papel encerado
  • Alfileres
  • Pinzas
  • Un recipiente para almacenamiento de plástico
  • Aserrín
  • Agua
  • Líquido bucal anti-bacteriano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preservación

  1. 1

    Re-hidrata las mariposas secas en una cámara relajante. Si tratas de estirar las alas de una mariposa seca, se romperán y desmenuzarán. Si los especímenes son frescos y no están secos, puedes omitir este paso.

  2. 2

    Elige una pieza grande de goma espuma para usarla como base. Mide sus dimensiones.

  3. 3

    Corta una pieza de papel de cera para cubrir la goma espuma. Usa alfileres comunes para mantener el papel en su lugar. El papel de cera va a proteger las alas de las mariposas y evitará que se froten contra la goma espuma.

  4. 4

    Inserta un alfiler a través del centro de la mariposa. Debes pasarlo por el tórax. Deja que un cuarto del alfiler sobresalga del lugar en el que lo clavaste.

  5. 5

    Estira las alas suavemente con una pinza.

  6. 6

    Presiona el alfiler sobre la goma espuma con la mariposa cabeza abajo. Estira las alas si es necesario para asegurarte de que estén planas. Cuando las ajustes, inserta un alfiler en la goma espuma a cada lado del tórax. Esto la mantendrá derecha.

  7. 7

    Corta papel de cera en tiras de 3 pulgadas (7,5 cm) por 1 pulgada (2,5 cm), Necesitarás 5 tiras para cada mariposa.

  8. 8

    Coloca una pieza de papel del Paso 7 sobre una de las alas. Coloca alfileres a través del papel, no del ala, para que quede sujeto en la goma espuma. Esto mantendrá al ala en su lugar. Haz lo mismo con la otra.

  9. 9

    Deja a la mariposa así por una semana. Pasado este tiempo, remueve los alfileres y el papel de cera. Saca a la mariposa de la goma espuma y dale vuelta. Inserta la mariposa preservada en la base para exponerla.

    La cámara relajante

  1. 1

    Agrega 2 pulgadas (5 cm) de aserrín en el fondo de un recipiente hermético de plástico. Elige un recipiente que pueda contener otro más pequeño.

  2. 2

    Humedece el aserrín con agua y una taza llena de limpiador bucal anti-bacteriano.

  3. 3

    Coloca un pequeño recipiente sobre el aserrín. Coloca la mariposa dentro de ese recipiente.

  4. 4

    Chequea la hidratación de la mariposa después del segundo día. Tómala con las pinzas por el tórax. No la tomes de las alas. Trata de mover las alas suavemente para determinar si está hidratada. Si las alas todavía están inflexibles, vuelve a ponerla en la cámara relajante por uno o dos días más.

Consejos y advertencias

  • El enjuague bucal anti-bacteriano evitará la formación de moho.
  • Para tener los mejores resultados, mantén a las mariposas lejos de la luz directa del sol en un lugar seco, con poca humedad, en un recipiente hermético.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles