Cómo preservar una lechuga picada

Escrito por nicole fotheringham | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preservar una lechuga picada
Mantén alejada la lechuga de las frutas que emiten gas etileno. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La lechuga es una adición favorita para ensaladas, tacos, hamburguesas y sándwiches. Es fácil de almacenar y mantener fresca si recuerdas algunos fundamentos de cocina. Ahora puedes almacenar tus verduras favoritas durante más tiempo y mantenerlas frescas, pero siempre compra la lechuga más fresca que puedas encontrar. La limpieza correcta y el almacenamiento de lechuga producirá platos sanos y de buena calidad y ensaladas y te ahorrará dinero al reducir los residuos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toalla de papel
  • Bolsa de lechuga original o bolsas plásticas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Guarda la lechuga en su bolsa original. La lechuga picada y muchas variedades compradas en la tienda se venden en bolsas que están hechas de un plástico especial que conserva la frescura. Una vez que hayas utilizado la lechuga, envuelve las hojas que quedan en la bolsa herméticamente y mantenlas en la sección inferior más fresca de tu refrigerador. Si la lechuga no viene en una bolsa, almacena las hojas en una bolsa de plástico con cierre. Coloca las hojas en el interior y aprieta el aire tanto como sea posible, sin dañar las hojas, antes de sellar.

  2. 2

    El uso de metal en la lechuga provoca una reacción química que convierte la lechuga a un color marrón. Es mejor trocear la lechuga en lugar de cortarla con un cuchillo. Evita almacenar la lechuga en recipientes de metal; usa un recipiente de plástico que se selle herméticamente.

  3. 3

    Almacena la lechuga a una temperatura constante. El congelamiento de lechuga la hará húmeda e inútil en la descongelación. Abrir la nevera demasiado a menudo reduce la temperatura y causa una condensación. El agua que gotea en la lechuga hará que se empape. No amontones otras verduras y frutas en la parte superior de la lechuga ya que las hojas magulladas se estropean más rápidamente.

  4. 4

    Envuelve la lechuga fresca en una toalla de papel absorbente, antes de colocarla en su bolsa original y colócala en la nevera. La toalla de papel absorberá el exceso de agua y evitará que la lechuga se pase y se dañe.

Consejos y advertencias

  • Las variedades romana y iceberg saben mejor luego de un par de días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles