Cómo preservar una masa que levó

Escrito por taylor divico | Traducido por aurelius smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preservar una masa que levó
Pegarle a una masa hace que se libere dióxido de carbono y aumenta el crecimiento de la levadura. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Preservar la masa que ha levado en el refrigerador o en el congelador te ofrece la posibilidad de tener listos pan o pizza luego de la descongelación y cocción. La levadura en la masa se ​​vuelve menos activa cuando se enfría, sin embargo aumenta la actividad cuando se expone a altas temperaturas durante los procesos de descongelación y cocción. Esto permite que la masa suba y tome forma. Teniendo en cuenta la capacidad de recuperación de la levadura, puedes hacer grandes cantidades de masa para refrigerar o congelar y usar luego, reduciendo el tiempo de preparación de las comidas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite
  • Una bolsa de plástico con cierre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Golpea la masa con tus nudillos para desinflarla luego de que ha levado. Amásala hasta hacer una bola o una forma de pan.

  2. 2

    Ponle aceite al interior de una bolsa plástica para evitar que la masa se pegue. Colócala dentro y ponle el cierre.

  3. 3

    Preserva la masa en el refrigerador por hasta tres días o en el congelador por varios meses. Descongélala a temperatura ambiente antes de hornearla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles