Presión sanguínea alta y menopausia

Escrito por cl hendricks | Traducido por laura gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Presión sanguínea alta y menopausia
Las mujeres que están entrando en la menopausia o están en la etapa posterior tienen preocupaciones especiales sobre los cambios que ocurren en su cuerpo. (Blood cells image by patrimonio designs from Fotolia.com)

Las mujeres que están entrando en la menopausia o están en la etapa posterior tienen preocupaciones especiales sobre los cambios que ocurren en su cuerpo. La presión sanguínea alta es una enfermedad que afecta a más de 73 millones de personas en los Estados unidos. Entendiendo el rol de la menopausia en la presión alta, las mujeres pueden tomar las medidas necesarias para asegurarse una buena salud.

Otras personas están leyendo

Presión sanguínea

La presión sanguínea alta, también llamada hipertensión, se define como la cantidad de fuerza colocada en las paredes de las arterias mientras el corazón bombea y mientras descansa. Para los adultos, un valor de 120/80 mm HG se considera normal. Cuando la presión excede este valor, se comienza a desarrollar la hipertensión y se coloca una demanda excesiva en el corazón. Esto puede crear paros cardíacos, ataques y daños en otros órganos como los riñones. Este "asesino silencioso" se vuelve más frecuente entre las mujeres mayores de 55, una edad en la que la mayoría ha entrado en la menopausia.

Rol del estrógeno

El estrógeno tiene un rol beneficioso en los cuerpos de las mujeres antes de la menopausia pues ayuda a mantener flexibles los vasos sanguíneos. El estrógeno además provee un nivel de protección antinflamatorio que contribuye a mantener la presión baja. El estrógeno tiene un efecto positivo en el control del colesterol incrementando el HDL, o colesterol "bueno", mientras que baja el colesterol "malo" LDL. Estos factores combinados reducen la incidencia de la presión sanguínea alta en las mujeres que han entrado en la menopausia.

Reducción de estrógeno

Durante la transición hacia el ingreso y durante la menopausia, los ovarios comienzan a producir menos y menos estrógeno. Este nivel menor de estrógeno es la razón primaria de los síntomas de la menopausia como los cambios de ánimo, el sofocamiento y los problemas de sueño. A medida que los niveles disminuyen, también lo hacen los beneficios de la baja presión que esta hormona provee para las mujeres.

Reemplazo de estrógeno

Antes de 2002, la terapia de estrógeno era comúnmente prescrita para mujeres posmenopáusicas solo por el hecho de proveer protección de los problemas del corazón y la osteoporosis. Pero las estrategias cambiaron siguiendo los resultados del estudio de la Iniciativa de Salud para la Mujer (ISM) que halló que la terapia del estrógeno en verdad incrementaba el riesgo de problemas del corazón entre las mujeres posmenopáusicas.

Estilo de vida saludable para las mujeres menopáusicas

Las mujeres que han llegado a la menopausia pueden reducir los riesgos de la presión alta y los problemas del corazón conociendo su presión corriente y controlándola de forma regular. Los buenos hábitos de alimentación y el control del peso se volvieron cada vez más importantes ahora que los beneficios protectivos del estrógeno se redujeron. Mantén un bajo consumo de sal y come más vegetales, alimentos ricos en fibras, frutas y granos. Haz ejercicio de forma regular y consulta a tu doctor si tu presión es alta o se acerca a los niveles altos de lo que se considera saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles