Salud

Prevención de los cálculos de oxalato de calcio en el riñón

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por paula santa cruz
Prevención de los cálculos de oxalato de calcio en el riñón

El oxalato de calcio es el principal componente de los cálculos renales.

El oxalato de calcio, una sal mineral, es el principal componente --aproximadamente el 80 por ciento-- de los cálculos renales. Debido a que es un subproducto de la digestión humana, usualmente no produce daños. Pero, para aquellos individuos que son susceptibles a padecer cálculos renales, puede ser extremadamente doloroso. Afortunadamente, con unos ajustes en tu dieta y tu estilo de vida, puedes limitar o evitar la formación de cálculos renales de oxalato de calcio.

Cómo se forman los cálculos de oxalato de calcio

El oxalato de calcio se forma en el intestino grueso cuando las fuentes de alimentación de calcio se combinan con sales del ácido oxálico (oxalatos). El oxalato se produce principalmente en el hígado, pero también lo contienen numerosos alimentos. Cuando el oxalato se adhiere a las moléculas de calcio, las hace más o menos insolubles. Cuando entra en el riñón, puede formar cálculos en la orina. Aún así, como la mayoría de las personas no tiene tendencia a formar cálculos urinarios, esto no es un problema. Y aún en las personas que los forman, la mayoría que se producen son demasiado pequeños como para causar problemas. Sin embargo, cuando los cálculos crecen a un tamaño suficiente, pueden alojarse en los riñones o en el tracto urinario, produciendo un dolor extremo y malestar.

Prevención básica

Para determinar si los cálculos son producidos por oxalato de calcio, debes consultar al médico. Los cálculos se forman a partir de diferentes fuentes y deberás saber la causa para tratar los potenciales problemas. Un método de prevención que es útil en todos los tipos de cálculos es mantenerse bien hidratado. El escaso consumo de agua puede llevar a concentrar demasiado la orina, y es más probable que el oxalato de calcio forme cristales sólidos en este ambiente. Si ya has padecido cálculos y estás tratando de prevenir una recurrencia, el doctor te recomendará una cantidad de líquidos diarios. Si estás en riesgo pero nunca los has padecido, tomar mucha agua es una excelente primera línea de defensa.

Medidas adicionales

Si te han diagnosticado cálculos de oxalato de calcio, limita o elimina los alimentos con cantidades significativas de oxalatos. Éstos son: espinacas, remolachas, ruibarbo, acelga, germen de trigo, chocolate, cacahuetes, quingombó, batatas, hígado, sémola, uvas, pimiento verde, apio, frutillas y té negro. Algunos alimentos contienen oxalatos en menor concentración, pero generalmente no representan mucho riesgo. Consulta a un nutricionista para obtener más información sobre el contenido de oxalato de los alimentos. Si bien puede parecer que va en contra de la lógica, puedes beneficiarte con el aumento moderado del consumo de calcio. Los oxalatos libres en la orina aumentan la tendencia a formar cálculos; una adecuada ingesta de calcio ligará el oxalato suficiente para disminuir las chances de padecer cálculos. Asegúrate, sin embargo, de obtener el calcio de fuentes de alimentacion (preferentemente lácteos), ya que tomar suplementos puede aumentar las probabilidades de cálculos urinarios. Consulta con tu médico para determinar un nivel aceptable de consumo de calcio.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media