Cómo prevenir las burbujas de gas en la resina epoxy

Escrito por contributing writer | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las resinas epoxy son usadas para dar acabados a mesas, barras, muebles y más. Estos acabados son extremadamente duraderos, y cuando se aplican apropiadamente, proveen una apariencia parecida al vidrio sin uniones y a prueba de agua. Evitar fallas en el acabado, como burbujas, requiere una preparación cuidadosa de la superficie y atención a los detalles al mezclar la resina con el endurecedor. Existen dos fuentes principales de burbujas en los acabados de epoxy: las burbujas de aire pueden ser introducidas cuando la resina se mezcla, y también pueden formarse si el epoxy reacciona con la superficie en la que se está aplicando.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Resina epoxy
  • Endurecedor o catalizador
  • Varilla para mezclar
  • Contenedor para mezclar
  • Cepillo
  • Llama de baja intensidad o fuente de CO2
  • Taladro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia la superficie cuidadosamente; usa un limpiador en solvente o un detergente sugerido por el fabricante. Los solventes deben secarse completamente de la superficie que vas a cubrir o generarán gases cuando apliques la resina y causarán burbujas.

  2. 2

    Mezcla la resina y el catalizador (endurecedor). Para trabajos grandes, usa una lata de pintura u otro contenedor. Usa una varilla mezcladora de pintura para mezclar suavemente el catalizador en la resina. Es crítico que no permitas que entre aire en la mezcla o formará burbujas. Usa un epoxy con un tiempo más largo de secado para permitirte secarlo lentamente, con cuidado y profundamente sin inyectarle aire.

  3. 3

    Aplica la resina. Puedes verter la resina epoxy sobre áreas grandes. La mayoría de fabricantes sugieren capas no mayores a 1/8 de pulgada (0,3 cm) a la vez. También puedes aplicar la resina epoxy con una brocha, que por lo general es más fácil que verterlo. Asegúrate que la brocha esté humedecida profundamente con la resina o burbujas de aire pueden formarse en la brocha y ser introducidas al epoxy.

  4. 4

    Examina la superficie y busca burbujas. Si ves pequeñas burbujas mientras la resina sigue húmeda, podrías sacarlas con una fuente de CO2 o de calor. Usa una llama de baja intensidad como un encendedor o un mechero de alcohol y pasa la llama levemente sobre el área con la burbuja. No intentes calentar el epoxy, ya que puede agarrar fuego. El CO2 en la llama debe sacar las burbujas más pequeñas. Asegúrate que tu marca de resina no sea inflamable y que el fabricante sugiera el tratamiento de la llama para quitar burbujas antes de proceder. Algunos fabricantes sugieren no usar una fuente de calor porque puede dejar ondas en la superficie. En su lugar, intenta respirar o soplar suavemente en las áreas que tengan burbujas.

  5. 5

    Revienta las burbujas más grandes. Si tienes una burbuja de aire más grande, usa un alfiler o una aguja para sacar el aire. Hazlo mucho antes de que la resina comience a secarse o podría arruinar el acabado. Presiona el alfiler o aguja dentro de la burbuja, luego mueve el alfiler hacia adelante y hacia atrás para permitir que la burbuja llegue a la superficie, debería ventilarse hacia afuera y la burbuja desaparecerá a medida que se llene de resina.

  6. 6

    Usa un taladro para quitar las burbujas después de que el epoxy se haya endurado. Aplica una segunda capa de resina para obtener ese acabado brillante y sin uniones. Una capa final muy delgada es menos propensa a tener burbujas. Si las burbujas quedan en el acabado final, son más fáciles de quitar usando el método de CO2.

Consejos y advertencias

  • Las capas más delgadas y las resinas más diluidas son menos propensas a tener burbujas atrapadas. Tú puedes diluir las resinas epoxy con una variedad de solventes (revisa con el fabricante cuáles son los solventes recomendados). Asegúrate de que el tiempo de secado (el tiempo antes de que la resina se fije) sea suficiente para permitirte trabajar todas las burbujas que puedan formarse después de que apliques la resina.
  • No apliques acabados epoxy bajo la luz directa del sol, ya que esto casi garantiza la formación de gases y burbujas.
  • La resina epoxy y el catalizador sin secar son tóxicos. Manéjalos con una ropa protectora apropiada y equipo de seguridad.
  • El epoxy genera calor a medida que se seca. Nunca dejes que un contenedor grande de epoxy se seque y solidifique, ya que podría prenderse en fuego o explotar. Verifica con el fabricante cuál es el volumen máximo de epoxy que puede secarse con seguridad.
  • Asegúrate completamente de que el fabricante sugiera usar el método de la llama para deshacerte de las burbujas. El epoxy sin secar puede ser inflamable. Si usas un solvente que es inflamable, no uses el método de la llama.
  • Siempre usa resinas epoxy y solventes en áreas bien ventiladas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles