Salud

Cómo prevenir la depresión por la pérdida del trabajo

Escrito por bernadette sukley | Traducido por barbara obregon
Cómo prevenir la depresión por la pérdida del trabajo

Perder el trabajo puede ser abrumador.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La pérdida del trabajo es una parte casi inevitable de la vida. Cuando eres el que pasa por esto, es fácil sentirte abrumado por sentimientos de ira, tristeza e impotencia. Algunos métodos concretos de afrontamiento pueden ayudar a prevenir las consecuencias emocionales y te ayudarán a manejar los síntomas como la depresión que se produce después de que repentinamente pierdes un trabajo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Entérate de que tus sentimientos son naturales y normales. Es típico que la pérdida de un trabajo desencadene una especie de luto o período de duelo. No importa cómo te sentías en tu trabajo, ahora debes hacer frente a los nuevos cambios en tu vida. Reconoce tus emociones, pero no actúes sobre ellas. Es un error entrar en una pelea con tu jefe sobre tu despido, en la mayoría de los casos, él es sólo el mensajero de una mala noticia. Si crees que tu despido fue injusto, ve a recursos humanos. El punto es buscar la aclaración de por qué tu trabajo terminó, no buscar venganza.

  2. 2

    Siéntate con una copia impresa de tu curriculum vitae y una pluma roja. Sé honesto mientras repasas tu experiencia. ¿De qué te sientes más orgulloso? Subraya esas áreas. ¿Cuáles fueron los hitos de tu carrera? Pon una estrella al lado de esos premios y honores. ¿Qué es lo que deseas destacar más a un nuevo empleador? Encierra en un círculo esas habilidades. No es raro que pierdas de vista los aspectos positivos de tu carrera cuando pierdes un trabajo. Este ejercicio te ayudará a reconocer que tu esfuerzo y trabajo duro valen la pena. También te ayudará a renovar tu hoja de vida.

  3. 3

    Levanta el teléfono. Comunicándote con los demás; y no sólo la familia y amigos, por tu pérdida de trabajo, en realidad te pones de nuevo en el mercado. El boca a boca puede ser una herramienta fundamental en la búsqueda de un nuevo empleo. En el plano emocional, el aislamiento es un efecto secundario peligroso de la pérdida del empleo. Si te alejas de los demás, estarás más propenso a exacerbar los sentimientos de depresión y soledad. Muchas personas han perdido sus empleos, pero su círculo de amigos puede proporcionar información valiosa sobre cómo evitar las trampas emocionales. Los estudios muestran que la interacción social puede evitar la depresión en las personas que están pasando por acontecimientos vitales traumáticos.

  4. 4

    Haz planes ahora. Cuanto antes busques un nuevo trabajo, más probable es que te centres en lo positivo. Esperar a ver si tu empleador anterior te va a contratar de nuevo sólo impedirá que avances en tu carrera. Los psicólogos también sugieren que hacer un plan de acción es a menudo un paso positivo que puede llevarte al proceso de curación. Está bien sentir nostalgia de tu trabajo; extrañar el café de la mañana con tus compañeros es normal. Pero, tratar de volver a como eran las cosas puede atrofiar cualquier impulso hacia adelante en tu vida emocional o profesional.

  5. 5

    Desarrolla una rutina nueva. Si bien puedes haber estado en piloto automático de lunes a viernes, después de perder un trabajo, tendrás que adaptarte a un nuevo horario. Mantén la más que puedas de tu vieja rutina: levántate a la misma hora para hacer café, consulta tu correo electrónico y vístete. Dado que el cambio puede ser traumático, mantén partes de tu vieja rutina, pero añade nuevos elementos; por ejemplo, un paseo por la mañana alrededor de la manzana, para que no conmociones a tu sistema.

Consejos y advertencias

  • Haz ejercicios. La investigación ha documentado la relación entre los estados de ánimo positivos y el entrenamiento. Y no es ningún secreto que 20 minutos de ejercicio cada día pueden mantenerte saludable. Tu médico sabrá qué régimen de ejercicio puede beneficiarte más.
  • Levántate y sal de la cama cada mañana. Las emociones se ven afectadas por el ciclo sueño/vigilia. En la depresión, el cuerpo puede hibernar. Despierta a la hora habitual y pon los pies en el suelo.
  • Postula por lo menos a un trabajo todos los días (en línea es mejor). Mantener una hoja de vida activo tiene un doble propósito: Te lleva un paso más cerca de ser contratado y te da una actividad diaria positiva.
  • Toma una clase en un tema que esté fuera de tu campo. Mientras que la pérdida del empleo puede liberar tiempo para avanzar en tus estudios o tomar un curso de actualización en los ordenadores, las clases que no están relacionadas con tus habilidades abren nuevas oportunidades. Muchas clases ofrecidas por las escuelas locales y los colegios comunitarios son gratuitas.
  • Reformula tus finanzas. Es ideal haber ahorrado el sueldo de 3 meses para el apoyo en caso de enfermedad repentina o pérdida del empleo. Incluso si no has ahorrado mucho dinero, ten una mirada crítica sobre tu presupuesto. ¿Qué puedes eliminar? Membresías, suscripciones y determinados servicios (por ejemplo, la poda del césped y la limpieza) son algunos de los primeros artículos que puedes retirar de tus gastos para liberar el dinero.
  • No te compares con los demás. Los colegas que han perdido sus puestos de trabajo pueden ser más positivos sobre la búsqueda de empleo que tú. Incluso pueden ser contratados después de sólo unas pocas semanas de desempleo. Evita utilizarlos como un criterio para medir tu progreso. Tu experiencia y habilidades son únicas. Las calificaciones y la situación es similar, pero no exactamente lo mismo.
  • No te preocupes por los malos días. Es perfectamente natural tener días tristes mientras te recuperas de la pérdida del empleo.
  • No te sientas avergonzado si es necesario buscar ayuda. Si tus emociones son erráticas y te resulta difícil funcionar, busca ayuda profesional. Los psicólogos en todo el país ofrecen servicios confidenciales en línea que se ocupan específicamente de los problemas emocionales relacionados con la pérdida del empleo. Es difícil de procesar todos los cambios y los traumas emocionales que a menudo se asocian con la búsqueda de ti mismo sin trabajo, nunca tengas miedo de pedir ayuda.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media