DESCUBRIR
×

Cómo prevenir la flatulencia en los bulldogs

La mayoría de los bulldogs tienen dos cosas en común: roncan y tienen un problema con el exceso de flatulencias o gases. Esto se debe a que los bulldogs son braquiocefálicos, lo que significa que tienen la nariz prensada y la cara plana. Este hocico corto significa unas vías respiratorias pequeñas que causan el jadeo del perro y un respiro breve. Esta respiración rápida puede permitir el exceso de aire en el estómago haciendo que tenga gases. Puedes reducir estos problemas de tu bulldog, dándole a tu familia un ambiente que huela un poco más agradable.

Instrucciones

Bulldog image by Benjamin Huseman from Fotolia.com
  1. Alimenta a tu bulldog con un alimento para perros de calidad superior. Muchas veces, los granulados de bajo costo contienen ingredientes que son difíciles de digerir y pueden hacer que las flatulencias sean peor aún. Lee las etiquetas de la comida para perros. El alimento debe contener ingredientes saludables como pollo, carne o huevos. Si ves la palabra subproducto en la parte posterior de la bolsa de comida, ten presente que se utilizaron productos de inferior calidad que son más difíciles de digerir.

  2. Ten en cuenta qué alimentos causan el exceso de gases en el bulldog. Por ejemplo, si tu perro tiene flatulencias después de comer su alimento a base de pollo, evítalo. Prueba una carne alternativa, como un granulado en base a cordero y arroz o carne de res y patatas.

  3. Evita darle al perro la comida del humano, sobre todo la comida chatarra. Estas comidas están destinadas al consumo humano y pueden causar estragos en el sistema digestivo de tu mascota.

  4. Alimenta al perro con 3 a 4 comidas más pequeñas al día en lugar de 2 comidas grandes por la mañana y por la tarde. A los perros que se les dan comidas más grandes tienden a comer muy rápidamente por el hambre. Esta alimentación frenética dará lugar a la ingestión de más aire, causando gases.

  5. No le des a un bulldog una golosina pequeña de cuero. El bulldog traga mucho aire al masticar las versiones más pequeñas de estos productos masticables deliciosos para los perros. Como alternativa, dale al perro una más grande y más firmemente ajustada al hueso, que hará que el perro tarde más horas en devorarla.