Cómo prevenir y tratar callos en perros

Escrito por ehow contributor | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo prevenir y tratar callos en perros
Cómo prevenir y tratar callos en perros. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Los callos se encuentran más comúnmente en los codos y patas traseras de los perros. Los callos son áreas de piel dura, usualmente gris y sin pelo, que se forman cuando la piel se frota repetidamente contra superficies rasposas como en concreto, una alfombra áspera o pisos rígidos. Los callos no presentan un riesgo de salud serio y es probable que te molesten más a tí que a tu perro por el modo en que se ven, pero hay maneras de prevenirlos y tratarlos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Protege a tu perro de las superficies abrasivas. Dale a tu perro una cama con un buen almohadón para dormir en lugar de hacerlo directamente sobre una superficie rígida.

  2. 2

    Coloca una alfombrilla en las áreas de descanso favoritas de tu perro. Es probable que no quieras colocar camas para el perro en todas partes, pero cualquier tipo de acolchonamiento funcionará bien.

  3. 3

    Controla a tu perro para asegurarte de que los callos no lo estén molestando o causándole dolor. Usualmente puede darte cuenta por el modo en que se acuestan.

  4. 4

    Asegúrate de que los callos no se infecten. Si esto ocurre, busca atención veterinaria.

  5. 5

    Compra un ungüento o loción como el aloe, vitamina E o bálsamo de un veterinario o tienda de mascotas. Esto usualmente puede ablandar los callos y mejorar la apariencia de la piel de tu perro. Frota el producto sobre el callo hasta que esté completamente seco. Si tu perro intenta lamerlo, distráelo con una larga caminata o haz que mastique un juguete. O puedes utilizar un collar isabelino hasta que el área esté completamente seca.

Consejos y advertencias

  • Las razas de perros más grandes y viejos desarrollan callos de manera más usual, en parte porque son menos activos y se acuestan más. Los callos que no son tratados suelen agrandarse a medida que el perro envejece.
  • Ten cuidado al hablandar los callos. Estos se desarrollan para que la piel se proteja contra los daños. Si ablandas la piel de tu perro y esta continúa entrando en contacto con superficies ásperas, la piel podría desarrollar raspones, lastimaduras u otros problemas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles