Cómo previene tu cuerpo el ingreso de bacterias

Escrito por cheryl grace myers | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo previene tu cuerpo el ingreso de bacterias
Cómo previene tu cuerpo el ingreso de bacterias. (bacteria 18 image by chrisharvey from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Bacterias

El cuerpo humano necesita bacterias. En nuestro cuerpo existen bacterias buenas y malas. Las buenas contribuyen en la digestión y previenen que las bacterias infecciosas causen enfermedades. Aproximadamente el 98 por ciento son buenas para nuestro cuerpo. Por ejemplo, la penicilina es un antibiótico hecho de hongos que lucha contra las infecciones en el cuerpo. Sin embargo, un pequeño porcentaje de bacterias es perjudicial para nuestro cuerpo y puede interrumpir funciones corporales, atacar órganos vitales y consecuentemente causar enfermedades. Necesitamos evitar que ingresen en el cuerpo. Una de las formas más integrales de evitar esto es a través del órgano más grande del cuerpo, la piel.

Bacterias que invaden la piel

La piel protege el ambiente interno y externo del cuerpo contra las bacterias infecciosas. La piel funciona como una barrera protectora contra bacterias invasoras. Si una bacteria invade la piel, el sistema de respuesta trabaja para eliminarla antes que ingrese al cuerpo. Por ejemplo, si una astilla pincha tu piel, el cuerpo libera histamina, lo que hace que los capilares liberen glóbulos blancos e inflamen la zona para que las proteínas ingresen. Estas proteínas reportan la condición al sistema regulador para estimular fagocitos en el área infectada. Los fagocitos ingieren las células muertas y la bacteria invasora. Cuando las proteínas eliminaron la bacteria y los capilares finalizaron la reparación, la hinchazón disminuye.

Lucha contra las bacterias a través de las capas de la piel

La piel contiene siete capas de tejido, y cada capa tiene una función en la protección del cuerpo contra bacterias invasoras. Algunas capas producen aceite para proteger la piel, mientras otras purgan toxinas a través de la transpiración para que el aire pueda evaporar la bacteria. Las capas también provocan sensibilidades a la piel como cosquilleo y picazón para ayudarte a rascar las bacterias amenazantes. Además de prevenir que las bacterias ingresen a la piel, puede ayudar a que las funciones internas del cuerpo enfrenten a las infecciosas, que pueden atacar o amenazar al cuerpo. Por ejemplo, cuando hace frío, los capilares se encogen, lo que dificulta que los nutrientes y la sangre llena de oxígeno llegue a los órganos vitales. Los capilares son responsables de llevar nutrientes y oxígeno a los órganos vitales del cuerpo y, cuando los capilares se estrechan, los órganos no pueden protegerse contra las bacterias infecciosas. Esta es la razón por la cual es más común sufrir de un resfrío o gripe durante los meses fríos. Los cabellos de nuestra piel calientan los capilares por lo que no se encogen. La piel cumple un papel importante en la protección contra bacterias que ingresan a nuestro cuerpo, previene que las bacterias se manifiesten en el cuerpo y permite que las bacterias saludables ingieran la bacteria invasora.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles