Las probabilidades de tener una auditoría fiscal (y cómo puedes reducirlas)

Escrito por beth davies | Traducido por rubén moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las probabilidades de tener una auditoría fiscal (y cómo puedes reducirlas)
Elegir a un mal contador puede aumentar tu riesgo de tener una auditoría. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Una deducción por trabajar desde casa es "difícil de calcular, y la mayoría de las personas la calculan incorrectamente".

— Michael Rozbruch, fundador de Tax Resolution Services Co.

Ser auditado por el Servicio de recaudación de impuestos (IRS) de los Estados Unidos puede ser una pesadilla. Afortunadamente, es muy poco común que esto le suceda a la mayoría. Durante el 2011, el IRS auditó poco más de 1,56 millones de cuentas de las más de 140,8 millones de declaraciones de impuestos registradas, lo que equivale a aproximadamente el 1,1%. Sin embargo, pese al riesgo mínimo siempre es importante tenerlo en mente: el IRS selecciona algunas declaraciones al azar para hacer auditorías. En la mayoría de los casos, indican los contadores, el IRS tiene tres años desde el momento en que hiciste una declaración para auditarla. Si determina que declaraste menores ingresos en un 25%, puedes exigir revisar tus declaraciones de los últimos seis años. Si la agencia sospecha un fraude, puede auditar cualquiera de ellos. El IRS no revela mucha información sobre qué factores son los que determinan la decisión de llevar a cabo una auditoría, pero parte de sus estadísticas nos dicen algo. Los contadores también dicen por experiencia que algunos contribuyentes y situaciones fiscales conllevan mayor riesgo de auditoría que otros.

Bandera roja: altos ingresos

Mientras más dinero ganes, mayor es el riesgo de que se te haga una auditoría. De acuerdo al IRS, el 2,66% de las declaraciones de los contribuyentes que ganaban entre US$ 200.000 y US$ 500.000 fueron auditadas, y el porcentaje es de 11,8% de aquellos que ganaban entre US$ 1 millón y US$ 5 millones al año. ¿Ganas más de US$ 10 millones? Las probabilidades de una auditoría se elevan a uno de cada tres.

Obviamente, no hay mucho que puedas hacer en este caso respecto a tu ingreso, pero la mayor probabilidad de ser auditado implica que sea aún más importante para todos aquellos con altos ingresos que cuiden cada detalle y sean lo más claros en sus declaraciones, según indica Steve Katz, abogado con Sideman & Bancroft en San Francisco.

Bandera roja: Errores al reportar tus ingresos

Si los números en tu expediente no concuerdan con aquellos que el IRS recibe por parte de tu patrón, tu administrador de inversión o las instituciones financieras, eso es una gran bandera de alerta, según indica Tim Gagnon, especialista académico asistente en contaduría en la escuela de negocios D'Amore-McKim en Northeastern University. Asumiendo que no estás haciéndolo intencionalmente, el error puede darse de varias maneras. El registro de tu declaración antes de que tu corredor envíe los formatos 1099 lleva a que no concuerden. "Imaginarán que omitiste reportarlo", dice Gagnon.

Los bancos no tienen obligación de mandarte una forma 1099 a menos que hayas ganado más de US$ 10 en intereses, pero algunos reportarán montos incluso menores al IRS -lo que crea otra posiblidad de que no concuerden. Asegúrate de reportar todos tus ingresos y revisa tu declaración según sea necesario si sale nueva información después de entregarla, recomienda Gagnon.

Bandera roja: Un contador descuidado

El IRS ha estado vigilando a los contadores a los que considera responsables de manejar las declaraciones de impuestos de manera inapropiada, dice Katz. Esto puede significar que tú, como cliente, serás auditado para verificar si el mal manejo afectó a tu declaración. Para disminuir este riesgo, elige un contador con buena reputación y que tenga buenas recomendaciones y que no llegue a sugerirte tomar deducciones para las cuáles no estás calificado.

Bandera roja: oficina en casa

El tener ingresos por actividades empresariales aumenta tu riesgo de una auditoría. En 2011, el IRS auditó el 1,3% de los registros de sus contribuyentes que declaraban menos de US$ 25.000 por ingresos de actividades empresariales, y el 2,9% de aquellos que declaraban entre US$ 25.000 y US$ 100.000. En particular lo que llama la atención en este caso son las deducciones de una oficina en el hogar, según dice Michael Rozbruch, fundador y ejecutivo en jefe de Tax Resolution Services Co. "es difícil de calcular, y la mayoría de la gente lo calcula erróneamente".

Para poder ser candidato a deducciones, una oficina en casa debe ser utilizada únicamente para negocios -no puede ser, por lo tanto, utilizada a veces como cuarto de huéspedes por ejemplo. Solamente en ese caso una parte de los gastos tales como renta, utilidades y seguros es deducible. Mantén los ojos abiertos sobre el uso del espacio para demostrarlo en caso de tener una auditoría, recomienda Rozbruch.

Bandera roja: deducciones excesivas

El IRS publica de manera regular boletines sobre "Estadísticas de ingreso" que detallan las deducciones promedio para los contribuyentes en diferentes ramas de ingreso. En 2009, por ejemplo, el contribuyente promedio con un ingreso neto promedio de entre US$ 50.000 y US$ 100.000 declaraba US$ 7.269 en gastos médicos y US$ 2.775 en donaciones caritativas. El gobierno no lo ha establecido específicamente, pero parece ser una apuesta segura que "si te encuentras en ese rango, es menos probable que seas auditado", dice Gagnon.

Las deducciones excesivas pueden ser un indicador de que tratas de ocultar algo. Esto no quiere decir que legítimamente no tengas altas cuentas de hospital o que no hagas contribuciones cuantiosas a la caridad más que lo normal. Sin embargo debes estar preparado para documentarlas y demostrarlas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles