Cómo probar el concreto con un martillo Schmidt

Escrito por jane humphries | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo probar el concreto con un martillo Schmidt
(Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Usar un martillo Schmidt es un método eficaz para determinar la resistencia de la superficie del concreto durante el proceso de curado. El método no destructivo de rebote te ofrece la capacidad de saber si la resistencia del concreto es variable o constante a lo largo de tu proyecto de construcción. En este sentido, la prueba del martillo Schmidt actúa como un precursor para determinar si tu concreto está listo para la carga adicional, tal como en la construcción de los cimientos, o si tienes problemas en la calidad del concreto en áreas específicas de tu construcción. Los principios de las pruebas y la mecánica del rebote datan del diseño del martillo de Ernst Schmidt en 1948.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Concreto
  • Piedra de carborundo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona un área de concreto para probar. Prueba 10 veces en un área con una distancia mínima de 1 pulgada entre cada sitio de prueba, según lo recomendado por el Departamento de Transporte de EE.UU..

  2. 2

    Quita los trozos de la superficie de concreto con una piedra carborundo para proporcionar una superficie uniforme en el área de prueba. Presiona el extremo plano del vástago del émbolo en el martillo Schmidt sobre una superficie sólida para que la varilla se libere y se extienda.

  3. 3

    Coloca el extremo plano del vástago del émbolo en el área de prueba por primera vez en un ángulo de 90 grados al concreto. Sujeta el cuerpo del martillo Schmidt y empuja el barril hacia adelante lentamente usando una acción suave. Mantén un asimiento fuerte sobre el barril, mientras el vástago del émbolo llega a toda la resistencia sobre el concreto y activa la medición de rebote.

  4. 4

    Bloquea el botón de rebote en posición al lado del martillo Schmidt. Anota el número que aparezca en el indicador para anotar el número de rebote o "valor R". Reinicia el vástago del émbolo como lo hiciste anteriormente en el paso 2.

  5. 5

    Realiza otras nueve pruebas dentro de tu área de prueba, anotando cada valor-R. Suma los 10 valores de R y divide el resultado entre 10 para calcular el promedio de valor de R para la zona de pruebas. Rechaza cualquier valor R aislado si no está dentro de los seis números enteros de la media y calcula la media resultante utilizando los valores de R que quedan.

  6. 6

    Sigue usando el martillo Schmidt para probar nuevas áreas de concreto, repitie los pasos 1 a 5. Usa la gráfica del fabricante del martillo Schmidt de correlación para comparar tu valor promedio de R para cada área de prueba para obtener la fuerza de compresión esperada del concreto.

Consejos y advertencias

  • Repite las 10 pruebas si tiene menos de 8 valores R dentro de los seis números enteros de la media, para garantizar un resultado válido.
  • Para calcular un promedio, suma los valores de R juntos, y luego divide el resultado entre el número de valores R. Por ejemplo, 8 valores R de 48, 48, 49, 50, 50, 51, 52, 52, da un total de 400 y luego divide entre 8 para obtener el promedio del valor promedio R de 50.
  • No confíes solamente en la gráfica de correlación para determinar la exactitud del 100 por ciento de la fuerza de compresión de tu concreto porque la prueba del fabricante de concreto difiere de la tuya.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles