DESCUBRIR
×

Cómo probar la válvula de chequeo del refuerzo de freno

Actualizado 21 febrero, 2017

Casi todos los automóviles de hoy en día están equipados con frenos asistidos. El sistema de asistencia hace uso de un refuerzo ingenioso alimentado por el vacío generado en el colector de admisión del motor. Por motivos de seguridad, el sistema debe funcionar durante al menos una o dos aplicaciones de frenos, incluso si el motor se para. Por lo tanto, una válvula de retención pequeña es incorporada para mantener el refuerzo de vacío en estas condiciones. Si el refuerzo no parece estar funcionando correctamente, es aconsejable probar la válvula de retención para eliminarla como posible causa del problema.

Instrucciones

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images
  1. Estaciona el vehículo y abre el capó. Localiza el refuerzo de vacío. Este es un montaje en forma de cúpula que está montado en la pared trasera del compartimento del motor en el lado del conductor, en línea con el pedal de freno. Localiza la manguera de vacío que va desde el colector de admisión del motor al refuerzo de vacío.

  2. Sigue la manguera de vacío de nuevo a la conexión del colector de admisión del motor. Suelta la abrazadera o clip de la manguera con unos alicates o un destornillador y desliza la manguera del punto de conexión.

  3. Sopla aire en la manguera. Utiliza la boca si no te importa comer un poco de suciedad del motor. Alternativamente, desliza una perilla de aspiración en el extremo de la manguera y aprieta. En caso de necesidad, las jeringuilla son grandes aspiradoras. Si la válvula está funcionando correctamente debería impedirte soplar aire en la manguera.

  4. Aspira el aire fuera de la manguera. Si la línea no está bloqueada y la válvula de retención está funcionando correctamente deberías ser capaz de succionar fácilmente el aire de la manguera.

Necesitarás

  • Destornilladores
  • Alicates
  • Bulbo aspirador o una jeringuilla