Cómo usar los probióticos para prevenir o tratar la enfermedad diverticular

Escrito por aubri john Google | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar los probióticos para prevenir o tratar la enfermedad diverticular
Ayuda a prevenir la enfermedad diverticular consumiendo alimentos probióticos como el yogur. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Las enfermedades diverticulares afectan al colon, que es la parte del intestino grueso que elimina los desechos del cuerpo. La diverticulosis y la diverticulitis son las dos formas específicas de esta dolencia. La diverticulosis es el resultado de la formación de bolsas abultadas (divertículos) en el colon; cuando estas bolsas se inflaman, se produce la diverticulitis. Entre los síntomas de la enfermedad diverticular se incluyen las evacuaciones irregulares, el dolor y la distensión abdominal. En raras ocasiones, se puede producir una aparición repentina de síntomas que podría indicar la presencia de infecciones graves, bloqueo del sistema digestivo o perforación en el colon. La causa exacta de la enfermedad diverticular no se conoce; sin embargo, la falta de fibra dietética adecuada es un factor a tener en cuenta. Los probióticos se utilizan para mantener la buena salud intestinal y aumentar la cantidad de bacterias beneficiosas con el fin de prevenir la enfermedad diverticular y reducir los síntomas asociados a ella.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Sométete a un examen físico para diagnosticar el tipo de enfermedad diverticular que estás experimentando. Habla con tu médico sobre los síntomas y hazte las pruebas que se consideren oportunas para determinar si efectivamente padeces una enfermedad diverticular. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, es posible que tengas que someterte a un examen digital rectal o a una colonoscopia, además de a un análisis de sangre, según señala el Centro Nacional de distribución de Información sobre Enfermedades Digestivas de Estados Unidos. Comenta con tu médico la posibilidad de incorporar probióticos a tu dieta una vez que se te haya diagnosticado la enfermedad. Los probióticos no la van a curar, pero junto con las recomendaciones dietéticas ofrecidas por tu médico, te ayudarán a mantener la estabilidad intestinal para prevenir daños futuros.

  2. 2

    Abastécete con suplementos de L. acidophilus. Este probiótico de uso común recibe también el nombre de "bacterias buenas". Estas formas bacterianas ya están presentes en tu cuerpo, pero la enfermedad diverticular puede reducir al mínimo los niveles de estas bacterias buenas, dando como resultado una alteración de la salud intestinal. Este probiótico ayuda a combatir la diarrea, las infecciones intestinales y la inflamación de los divertículos que va asociadas a la enfermedad diverticular. Podrás elegir entre presentaciones en forma de cápsulas o pastillas de L. acidophilus en tu tienda de alimentos naturales.

  3. 3

    Toma la cantidad diaria recomendada de suplementos probióticos. La dosis estándar diaria de cápsulas de probióticos, como el L. acidophilus o las bifidobacterias, para el tratamiento de la enfermedad diverticular es de 250 mg al día tomados entre comidas, señala el Centro médico de la Universidad de Maryland.

  4. 4

    En lugar de tomar suplementos, puedes comer alimentos mejorados con probióticos. Algunos productos lácteos, como la leche o el yogur con cultivos, las bebidas de soja y algunos jugos vienen enriquecidos con probióticos y pueden encontrarse en la tienda de comestibles. Busca en las etiquetas de los productos algún distintivo en el que ponga "probiótico" o “cultivos vivos y activos”. La página web de la Clínica Mayo sugiere consumir ocho onzas (250 g) de alimentos enriquecidos con probióticos a diario. Consulta a tu médico para que te indique la dosis exacta que necesitas para controlar la enfermedad diverticular.

  5. 5

    Utiliza fibras fermentables para aumentar los efectos probióticos en tus intestinos. Los prebióticos son formas no digeribles de fibra fermentada que trabajan con los probióticos para mejorar la salud digestiva. Estos prebióticos se encuentran de forma natural en los alimentos con fibra, como legumbres, trigo o verduras. Come bastantes alimentos ricos en fibra además de los mejorados con probióticos con el fin de obtener los mejores resultados a la hora de prevenir la enfermedad diverticular. Procura incluir de cinco a ocho porciones de alimentos ricos en fibra en tu régimen de comidas diario.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico antes de usar probióticos para tratar la enfermedad diverticular activa.
  • Una de las consecuencias leves del uso de probióticos es la aparición de gases e hinchazón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles