Salud

Problemas con las bolas de mis pies

Escrito por shannon marks | Traducido por nieves fragola
Problemas con las bolas de mis pies

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

El dolor en las bolas de tus pies es un problema común. El término generalmente utilizado para describir esta afección es metatarsalgia, la cual se refiere a los huesos metatarsianos en la parte superior del arco del pie. Las causas del dolor incluyen artritis, trastornos en la estructura de tu pie, debilidad y lesión muscular. El uso de un calzado ajustado y tacones altos también puede ocasionar problemas en las bolas de tus pies.

Otras personas están leyendo

Metatarsalgia

El dedo más grande del pie está destinado a cargar la mayor parte de tu peso corporal mientras estás en la posición de "empuje" cuando caminas. Cualquier tipo de falla estructural en el pie puede interrumpir este proceso perfecto y transferir el peso a las articulaciones cercanas o a la bola de tu pie, con el consiguiente dolor. La metatarsalgia se caracteriza con un dolor profundo y sordo mientras estás sentado o parado, y uno agudo mientras caminas. Puede haber inflamación, generalmente cerca de la articulación del segundo dedo. El estrés excesivo en la bola de tu pie puede hacer que se forme una callosidad. La gente con el segundo dedo más largo que el dedo mayor puede tener un riesgo más grande de desarrollar metatarsalgia.

Neuroma de Morton

El neuroma de Morton es una afección dolorosa que afecta el área entre el tercer y el cuarto dedo, causando dolor en la bola del pie. Si tienes neuroma de Morton, explica la Clínica Mayo, la sensación es como tener una piedrita en el zapato. Esta dolencia se caracteriza por un engrosamiento del tejido alrededor de un nervio que conduce al dedo mayor, provocando un dolor agudo y ardiente en la bola del pie. Puede que también sientas escozor, quemazón o adormecimiento en los dedos. El neuroma de Morton es causado habitualmente por la irritación, lesión o presión en el pie.

Artritis reumatoidea

La artritis reumatoidea, conocida como AR, es una enfermedad crónica en la cual el sistema inmunológico ataca al tejido y las articulaciones saludables. La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos informa que el 90 por ciento de los pacientes con AR eventualmente desarrolla síntomas que afectan al pie y el tobillo. Los síntomas de la artritis reumatoidea en el pie incluyen dolor, hinchazón y rigidez en varias articulaciones, en las bolas o en las plantas de ambos pies. La AR puede afectar tu manera de caminar y puedes desarrollar callos y juanetes. Esta afección no afecta sólo tu pie. La gente con este tipo de artritis a menudo se siente afiebrada y cansada, tiene poco apetito y pueden inflamarse sus articulaciones.

Qué hacer

Según la causa de tu dolor, podría mejorar significativamente tu afección si cambiaras de calzado. Deberías utilizar zapatos rígidos, con buen apoyo y que no sean demasiado flexibles. Deberías evitar los tacones altos, pero usar zapatos con una cuña en el talón para apoyar tu arco y distribuir la presión a través de todo el pie. Las plantillas ortopédicas a medida pueden ayudarte a aliviar el dolor en las bolas de tus pies asociado a arcos elevados o pies planos. En caso de una afección, como el neuroma de Morton o AR, puedes tomar remedios antiinflamatorios como aspirina o ibuprofeno, para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Independientemente de la causa de tu malestar, los ejercicios físicos y el estiramiento pueden ayudarte a aliviar el dolor y recuperar la flexibilidad.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media