Hobbies

Problemas de la camioneta Chrysler

Escrito por anjus chiedozie | Traducido por mary gomez
Problemas de la camioneta Chrysler

Durante la mayor parte de su ciclo de producción, la Chrysler Town & Country ha sido acosada por problemas de fiabilidad.

Taillight of a VW van image by Dimitar Atanasov from Fotolia.com

La única camioneta Chrysler en producción, la Chrysler Town & Country, fue introducida en 1990 como una minivan. Tiene unas cuantas variantes en el nombre como Dodge Caravan y la descontinuada Plymouth Voyager y su hermana, la Voyager Chrysler. Durante la mayor parte de su ciclo de producción, la Chrysler Town & Country ha sido acosada por problemas de fiabilidad.

Primera generación (1990)

Algunos de los primeros modelos de la Chrysler Town & Country pueden sufrir un desgaste prematuro en las hebillas del cinturón de seguridad cerca de la posición de anclaje. Pueden instalarse cinturones de repuesto con partes reforzadas. También, una puede eliminarse una lengüeta antirotación para evitar el desgaste del cinturón. Algunos vehículos pueden tener fallas de transmisión y frágiles pestillos de la puerta trasera. Las cajas de cambios y cerraduras defectuosas pueden reemplazarse en el concesionario.

Segunda generación (1191 a 1995)

La segunda generación de camionetas Chrysler presenta una serie de problemas vehiculares. El principal de éstos implica la transmisión automática. Algunos de los problemas con la caja de cambios incluye el estremecimiento durante la aceleración ligera o moderada a causa de fugas en la bomba delantera de la transmisión, juntas malas y un pobre arranque debido a válvulas defectuosas. Aunque los cambios automáticos irregulares no están relacionados con la transmisión, el sensor de posición del acelerador puede que necesite ser reemplazado. Otros problemas con la segunda generación de camionetas Chrysler incluyen fallas con el evaporador del aire acondicionado (A/C) (puede que haya que volver a configurar el módulo de control del tren de potencia), ruidos del motor debido a la fragilidad del soporte del lado izquierdo del motor y alto consumo de combustible a causa de deslizamientos en las guías de escape de válvula.

Tercera generación (1996 a 2000)

La tercera generación de los vehículos Chrysler Town & Country tienden a tener los peores registros de fiabilidad. El problema principal está relacionado con el motor: se produce un mínimo defectuoso en algunos vehículos debido a la pérdida de poder o por pedestales rotos en las cabezas de los cilindros. Estos problemas pueden resolverse desconectando el sensor de detonación y sustituyendo los pedestales, respectivamente. Además, algunos motores tienden a recalentarse, lo que podría resolverse reprogramando el módulo de control del tren de potencia. Otros problemas incluyen fallas en el ventilador del motor, activación de los frenos ABS a velocidades extremadamente bajas debido a sensores de velocidad en las ruedas defectuosos; mal funcionamiento de las luces del tablero debido a un relé dañado para la luz de fondo; funciona el radiador incluso después de que la llave está en apagado, causado por el sobrecalentamiento de los relés del ventilador y mal funcionamiento de los limpiaparabrisas. Cada uno de los problemas anteriormente mencionados que no están relacionados con el motor requieren la sustitución de las piezas defectuosas que los causan. La falla de los ventiladores del motor requerirán una resistencia nueva y un kit de reparación de cableado. Sin embargo, no hay ninguna solución conocida para los bloqueos de las puertas cuando fallan de forma manual o eléctrica e incluso la instalación de una almohadilla de espuma y kit de correa no puede ser capaz de sofocar el ruido en los vehículos causado por el chapoteo de combustible en el tanque.

Cuarta generación (2001 a 2006)

Los principales problemas de las camionetas de la cuarta generación de Chrysler son de dirección. Los estremecimientos o ruidos a velocidades bajas pueden que requieran un enfriador de fluido, y en algunos casos, posiblemente una manguera más larga para la dirección. Otros problemas de la cuarta generación Town & Country incluyen fugas en el condensador de A/C, lo que requiere un deflector de objetos para la carretera; fugas de refrigerante debido a daños en los tubos de calefacción del A/C, falla del sensor remoto que requiere reemplazar el interruptor del capó; ruido de la suspensión, el cual puede disminuirse sustituyendo los bujes en la barra y/o de las juntas en la barra, y fugas de agua en la manguera de drenaje del condensador del A/C del lado de la puerta del pasajero (puede instalarse una junta tórica en la salida de drenaje para detener la fuga).

Quinta genración (2007 a 2010)

Se han comunicado muy pocos problemas con la última generación de vehículos de Chrysler Town & Country. Algunos vehículos necesitan reemplazar el cristal de la ventana que fueron instalados de Hangzhou ya que tienden a romperse en trozos grandes en el caso de un choque. El proveedor, Safelite, reemplazará el vidrio de forma gratuita.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media